29.4.06

Escrito en la naturaleza

En el canal de televisión de la National Geographic muestran un documental sobre hipopótamos. Esto capta mi atención de inmediato, ya que jamás, que yo recuerde, he tenido la oportunidad de conversar con un hipopótamo.
La parte que me sorprende es que los hipopótamos conviven con los cocodrilos en el mismo río. Desconozco los motivos específicos, pero los cocodrilos no se meten con los hipopótamos. Los cocodrilos lo saben; los hipopótamos lo saben. Está escrito en la naturaleza.
Tal es así que en determinado momento del documental, un hipopótamo se acerca a un cocodrilo por detrás, y lo mordisquea, lo empuja, para obligarlo a soltar una parte de la cebra que el cocodrilo está comiendo.
El cocodrilo, obligado por las circunstancias, se limita a compartir parte de su presa.
El documental sigue por horas; me duermo antes. Lo que me preocupa es que el documental ha generado en mí un mayor interés que las últimas cinco películas de W. Allen que fui a ver al cine.

5 Comments:

At 4:35 p. m., Anonymous Anónimo said...

La cuestión entre cocodrilos en hipopótamos, es mas o menos así: el hipopótamo, que es basicamente vegetariano, se come unas plantas que crecen desmesuradamente en la laguna. Si el crecimiento de estas superara cierto límite, impediría que los animales se acercaran a beber, limitando el número de presas del cocodrilo. A su vez, cada tanto, al hipopotamo le da por mandarse alguna chuleta de carne vuelta y vuelta, sin joder demasiado, porque, como dice el dicho, no solo de algas y plantas vive el hipopótamo. Esta relación se conoce en etología como relaciones específicas, o mutualismo. Todo esto yo lo sé, porque me lo contó un pajarito, que curiosamente le limpia los dientes al cocodrilito, y es afiliado a la misma mutual.
Bien, hasta ahí la relación entre animales que lo sorprende. Ahora, la preopcupación por su interés menor en las peliculas de Woody Allen, es más sencilla como relación: es insana y purísima envidia. Lo sospecho absolutamente incapaz de filmar una genialidad como "Dulce y melancólico" o "Match PoinT", asi como son de nulas sus posibilidades de acostarse con Diane Keaton o Mia Farrow o la mismisima Soon Yi. Pero no era necesario tanta comparación para decir que uno tiene eso: envidia.

 
At 7:42 a. m., Blogger J. Hundred said...

su explicación sobre cocodrilos e hipopótamos es esssquisita, y se la agradezco.
sus sospechas sobre mis absolutas incapacidades también obligan al agradecimiento, por lo mesuradas. amplío: no sólo soy absolutamente incapaz de filmar 'crímenes y pecados', sino que si tengo que esperar más de siete minutos en la cola de una caja de un supermercado, comienzo a sudar como un chancho asustado.
tema soon yi: existe un juego de mesa, llamado dominó, tal vez haya visto usted alguna vez jugar a su abuelito, en un parque, en una playa. hay una instancia de dicho juego en la que el jugador, utiliza una ficha y colpea con el canto, con el borde, sobre la mesa, dos veces. significa 'paso'.

 
At 8:45 p. m., Anonymous maledetta bastarda said...

Ah!me olvidaba, es omnivoro el hipopotamo, y de atacar gentes. Pase por acá que la señorita le va a cobrar....

 
At 9:09 p. m., Blogger Flavio Rucci said...

SI una de esas es Match Point, deberías plantearte no ir más al cine y poner fijo en la tele Animal Planet o Discovery de última.

 
At 7:48 a. m., Blogger J. Hundred said...

*

*flavio rucci! podemos hacer, siguiendo su certera referencia., una -notable- excepción. conste en actas.

 

Publicar un comentario

<< Home