12.4.06

Para encontrar a la mujer de tu vida, lección # 579PQ22/N

Después de la práctica sexual, la mujer sugerirá la conveniencia de pedir helado, pedido al que Ud. accederá de inmediato.
Se pedirán dos cuartos de helado. Es importante que se pidan porciones separadas; lo que comerá ella por un lado, lo que comerá usted por otro.
Ella elegirá, por ejemplo, granizado de dulce de leche y chocolate, como los sabores para su porción. Los gustos que usted elija para su propio cuarto no son de relevancia alguna.
Aquí viene la parte interesante: usted irá a pedir el helado por teléfono a otra habitación. A la cocina, tal vez.
Usted cometerá un error. El error consistirá en pedir dulce de leche en lugar de dulce de leche granizado. O chocolate en lugar de chocolate con almendras. Un error, que no altere la esencia del pedido, pero un error. Uno solo.
Vendrá el helado. Usted cumplirá con el sagrado rito de pagar.
Usted le llevará entonces, el cuarto de helado correspondiente a ella, con su correspondiente cuchara, a la cama.
Ella, desnuda, en la cama, probará el helado. En la primer cucharada, es evidente, notará el error.
¡Ahora es el momento! Olvide la capacidad amatoria y/o intelectual de la mujer en cuestión. Olvide el tamaño de los pechos, o si posee conocimientos de violín. Olvide el poder adquisitivo, la bondad, las várices.
La mujer tiene en su mano el cuarto de helado, y ha percibido el error.
Ahora es el momento. Preste atención.

6 Comments:

At 3:18 a. m., Anonymous HB said...

dulce de leche sin granizado, pizza sin cebolla, lo mismo da.

 
At 8:45 a. m., Blogger J. Hundred said...

percibo idoneidad en sus palabras; entendimiento. vaya entonces este abrazo de sana camaradería.

 
At 10:37 p. m., Anonymous Facundo said...

He caido en este blog de casualidad, mejor dicho gracias a su particular nombre. Gracias por el nombre, por atraerme a este pieza de sabiduria.

 
At 7:46 a. m., Blogger J. Hundred said...

Facundo, el nombre es una trampa. pero últimamente, creo, casi todo lo que veo es una trampa.
gracias.

 
At 6:17 a. m., Blogger Lara said...

y si mejor pensamos que todo fue tan fantastico que solo necesitamos un poco de agua y tal vez un pucho... y sin volver a vestirnos solo quedarnos dormidos?... helado después de la práctica sexual... es necesario seguir pidiendo?

 
At 7:42 a. m., Blogger J. Hundred said...

*lara! si todo fue tan fantástico entonces, aunque sea por un ratito, no necesitamos nada.

 

Publicar un comentario

<< Home