9.4.08

Es relativo

–Tome usted estos comprimidos, uno por día, hasta terminar la caja. –dijo el doctor.
–¿Esto me va a curar? –dijo el paciente.
–No lo sé, no creo, pero nos da unos doce días. En doce días pueden sucederle cosas mucho más graves. En doce días quizás esta dolencia le parezca una bobada.

3 Comments:

At 2:38 p. m., Blogger Bugman said...

Acaba de desenmascarar el mito de la medicina moderna. Los médicos no lo curan a uno, lo mantienen ocupado haciéndose análisis y estudios, tomando pastillitas o jarabes, hasta que el cuerpo se cura solo. O uno se muere. Como sea, la enfermedad se termina solita.

 
At 9:14 a. m., Blogger J. Hundred said...

*all rise! el honorable bugman ha entrado a la sala. coincido con usted, soberano calvo. la medicina no debiera ser considerada una carrera universitaria sino, a lo sumo, un pasatiempo, una maniobra distractiva, un hobby. la disciplina en cuestión intenta primero que la enfermedad se descuide, se entretenga, y se olvide para qué vino. luego hace lo propio con el paciente, trata de ocuparlo en algunas cosas para que tal vez así olvide su dolencia. en cualquier caso, la curación o la muerte es algo que tiene lugar entre la enfermedad y el paciente mientras la medicina cuenta chistes malos, hace burdos malabares.

 
At 2:53 p. m., Blogger Lau said...

es la clase de lógica que me encanta

 

Publicar un comentario

<< Home