17.10.07

El teorema central del límite, la ley de los grandes números, esas cosas

Si se toma una moneda. Si se tira la moneda. Si se replica el experimento unas treinta y tres millones de veces, la ley de los grandes números dice que el cincuenta por ciento de las veces, la mitad de las veces, la moneda caerá del lado de la ‘cara’.
El otro cincuenta por ciento de las veces, la otra mitad de las veces, la moneda caerá del otro lado, del lado de la ‘seca’.
Lo importante es entender que la aplicabilidad de la ley de los grandes números, su utilidad intrínseca, camina y se desarrolla en el campo de lo teórico. Se dificulta hallar, en el citado ejemplo, el nexo pragmático.
Lo que te quiero decir es que para los rudimentos que más o menos orquestados conforman una vida, basta con la suerte.

2 Comments:

At 11:22 a. m., Anonymous Anónimo said...

Yo sí veo un nexo, Juan. La probabilidad de ligar/coger con una mujer aumenta a medida que se incrementan los intentos. La ley de los grandes números afirma que quien lo persigue al final lo consigue.

Quien lo intenta solamente con una sí que tiene que apelar a la suerte. Mucha suerte.

 
At 7:48 a. m., Blogger J. Hundred said...

*anónimo. lo que yo quise decir, y está claro que el que explica pierde, es que si me dan a elegir entre la ley de los grandes números y la suerte, elijo la suerte. entonces usted me va a decir que, justamente, no me darán a elegir absolutamente nada. y yo tengo pensado hacer un respetuoso, y porqué no intrigante, silencio.

 

Publicar un comentario

<< Home