22.2.06

Artistas

Me es informado que quienes concurren a talleres literarios van en amplia mayoría por el benéfico efecto que se obtiene al ser leído. Hay profesores que se explayan sobre la materia. Para quien escribe, ser leído es un bálsamo. Idéntico efecto debe recibir el pintor cuyo cuadro es observado, o el músico que es oído.
Entiendo, creo que entiendo.
En lo personal, he contratado en alguna oportunidad prostitutas y les solicité que se frotaran los pechos y las nalgas con mis fragmentos. También he utilizado algunos de mis poemas para envolver dos, o miento, eran tres, porciones de pizza.
Tales experiencias me han dado una particular satisfacción. Me he sentido útil, gratificado, comprendido.
Pero no sé, cada uno tiene su propio método. ¿No?

9 Comments:

At 8:45 a. m., Blogger Nada said...

Elemental, y esto no es porque el artista busque de una forma tan caprichosa complacer la petulancia de su ego. Lo que busca, humildemente, es completar su obra.

Yo creo que ninguna obra puede darse por terminada con la firma del autor, debe ser rubricada posteriormente por su propio éxito. Y entiéndase éxito por trascendencia, que es el objetivo principal... por no decir el único.

El primer testigo es urgente, es necesario, es como la palmada que hace soltar el aliento a un recién nacido. No importa quién lea, observe o escuche, lo importante (lo realmente importante) es que estos esbozos de una naturaleza inconsistente cobren vida, existencia, significado, a través de sus testigos.

Si una obra cualquiera es alumbrada por esa atención, acaba de volverse real. Y el autor puede entonces, recién en esa instancia, empezar a considerarse como un autor real. Bueno o malo es otra cosa... comprendido o no es otra cosa.

Mi método no es ninguno porque yo no compongo obras, pero si lo hiciera... creo que podría servirme de la prostitución intelectual, incluso apelaría al chantaje con fotos comprometidas, o contrataría un matón para intimidar personas que leerían mis libros a punta de ametralladora...

Pero de ninguna manera permitiría que mi supuesto libro, pintura, escultura o pieza musical rencara en la incertidumbre de su materia, condenándome a mí también a ser algo tan siniestro como "una persona que hace tal o cual cosa" y no un "artista". Qué disipado!

El que crea algo a medias no es un "creador". Y ninguna obra está completa sin (por lo menos) un testigo.

 
At 1:13 p. m., Anonymous carlosg#hotmail.com said...

che Nyx...nena, te pagan por linea? Disculpe Hundred pero en general vengo a leerlo y esta chica...

Carlitos

 
At 1:17 p. m., Anonymous patriciorey@yahoo.com.ar said...

Coincido con el anterior. ¡Cuanta soberbia intelectual!!
¿En la cama hablas tanto?
Usa tu blog querida y no blogs ajenos de tribuna.Con el tuyo ya hay bastante palabrerío pseudo intelectual.
Lee y calla
Ahhh yc comete una porcion de faina, flaquita
Tambien le pido disculpas Mr. Hundred como el anterior pero hay ciertos exponenciales que resultan astringentes a mis pelotas

 
At 3:08 p. m., Anonymous Anónimo said...

Le sugiero humildemente que relea la postura de Leon Tolstoi sobre la necesidad o no de espectadores ante la creación de una obra de arte.
No todos los artistas son tan soberbios como UD que pretenden que su obra sea observada (a punta de ametralladora)
La obra de arte es, más allá del espectador y es necesidad prioritaria de quien la construye.
No me figuro a Van Gogh requiriendo un espectador, o a Bach esperando que su Tocatta fuera oída por alguien más que él ni a un Víctor Frankl esperando que su escrito llegara a divulgarse y menos aun a un Australopitecus afarensis mostrando a sus colegas de cueva el búfalo recién pintado

 
At 3:10 p. m., Anonymous Marcela said...

Que buena es la mesura y el recato.
Por respeto al autor del blog seria prudente que trasladaran la disputa a un sitio apropiado fuera de la intimidad de este sitio, mas allá de que a los lectores asiduos del Sr. Hundred nos haya resultado en cierto escozor las extensas opiniones de la Srta Nyx.
Es parte de la permisividad del medio informático, pero mejor dejemos escribir y como diría Jacinta Pichimahuida, “las peleas al patio, por favor”

Marcela

 
At 4:59 p. m., Blogger Nada said...

Señor Carlitos: Estaba hablando con el dueño del circo, no con... un tal "Carlitos", no se haga cargo. Pero ya que me tiene aquí, me gustaría hacerle una pregunta... ¿Si le pago por línea, podría hacer un comentario más interesante?

Patricio Rey: Grasa, como no podia ser de otra manera. Este tampoco es tu blog, sweetheart. De todas formas me gusta que mis criterios no contenten a la gente como vos, reconforta mi ego... ahhh... >:P

Y... Anónimo... en mi comentario lo que dije fue "Yo creo tal cosa", no fui axiomática, es humildemente mi opinión.
Y también dije que yo no compongo obras, ni me interesa.

Usted opine como Tolstoi o como quiera, a mí no me incumbe. Pero si va a juzgar lo que escribo, léalo bien...

¿habrá leído bien a Tolstoi?...

En fin ¿me están comentando a mí o al artículo de Hundred? Ahh... la gente... la gente...

 
At 7:30 p. m., Anonymous Dr. Patricio Rey said...

Nena, a los 57 años te aclaro que molesta tu impertinencia. Me llamo Patricio porque nací un 17 de Marzo ¿Te suena? Patricio? San Patricio. No por otra cosa que habras imaginado que a mi edad por supuesto no existía. Si comer fainá te parece grasa, lo siento. A mi me encanta
La asociación libre que hiciste es prejuicio tuyo y habla, como todo prejuicio de soberbia intelectual. Sería tal vez un interesante ejercicio de humildad si te dieras cuenta la explosión de rechazo que generan tus comentarios. Explosión que supongo te llenará de orgullo y a mi de asco. Y más en un blog discreto como el presente. El tema de comentar este blog, excede mi capacidad. No creo que sea necesario comentar al autor. Habla por si mismo. Y los que entramos es para leerlo a él, no a vos. En tu sitio ya hay suficiente palabrerío pseudo-intelectual. Quien requiera de eso, que te busque. A mi me gusta lo cotidiano

Y si el tema es sacar lustre, coincido con el consejo de que leas a Tolstoi ya que la apreciación de anónimo es correcta. Y me resulta apropiado también la apreciaciónd de la Srta. o Sra. Marcela (che nos podríamos juntar todos a tomar un café)

Atte.
Dr. Patricio Rey (a mucha honra)
Doctor en Antropología y Religiones Comparadas de la Universidad de Navarra
Adjunto de Historia de la Cultura Boston University

PD: Igual me gusta la faina, nena

Gracias Sr. Hundred por todo lo que genera en la tribuna.

 
At 10:02 p. m., Blogger Nada said...

Discúlpeme, celebérrimo doctor en tantas cosas (qué soberbio, no?), pero yo sólo comenté un artículo del señor Hundred y si usted no compartió mi opinión podría haberse expresado de otra forma, "doctor". Mi blog no tiene ninguna pretensión intelectual, de hecho aclaro redondamente en el encabezado que se trata de una verdadera albóndiga podrida.

Déjeme a mí elegir si quiero o no comentar un artículo del autor de este blog porque no es asunto suyo. Está grande, un poquito grande, para que se lo tengan que explicar...

Me importa un bledo si a usted le gusta lo cotidiano, no es el tema, yo no vine aquí para complacerlo. Y si desea saberlo, no me llena de orgullo esta explosión, no sea exagerado. Digamos que no coincidir con una persona que salta como pus y cuyos testículos se inflaman cuando lee una opinión muy personal (claramente personal) sobre un artículo al azar, me alegra.

Ahora, doctor, ¿deberíamos todos coincidir con Tolstoi? Yo no lo desestimo, pero tengo mi opinión personal... ¿está mal, doctor?

Si el señor Anónimo quiere opinar desde la perspectiva de Tolstoi me parece perfecto, pero qué necesidad tiene de vapulearme sólo por haber expresado cuál sería "mi método" en ese caso. También podría haberse expresado de otra manera ¿no le parece?

Yo posteo en la parte de comentarios, no en la parte de artículos, así que no veo qué lo abliga a leerme. De hecho, si tanta repugnancia le causan mis criterios ¿por qué fue a visitar mi blog? ¿por qué vuelve en busca de respuestas? ¿es idiota o qué? De todas formas, no se preocupe, no volveré a comentar porque no quisiera continuar atentando contra su suceptibilidad a flor de piel, señorita.

Y... una sugerencia... ¿no pensó en tener su propio blog y así despachar a quién se le de la gana? Personalmente me parece una falta de respeto que usted se tome esa atribución y que defina los terminos en los que este blog está escrito. Una falta de respeto hacia quien comentó (porque se le antojó hacerlo) y hacia el verdadero moderador de este blog.

En fin, si usted tuviera un dedito más de frente le aseguro que me hubiera hecho enojar. "Hinchada de soberbia" le deseo a usted y a todos los que salieron de abajo de la tierra (como en la noche de los muertos vivos)... un rico café y mucha peleíta de camarín, que les gussstaaahhh.

Simplemente Nyx.

 
At 10:39 a. m., Anonymous Anónimo said...

che, no será mucho? me imagino a JH comiendo pizza delante de su monitor y riéndose de todos ustedes, asombrado de lo que genera. Un aplauso para todos.

 

Publicar un comentario

<< Home