31.10.09

Difícil de masticar

Hay una línea divisoria que se cruza, como tantas otras líneas divisorias, sin darse cuenta, sin saber. La línea divisoria de la que te estoy hablando es cronológica, aunque sus implicancias son mucho más que eso, y se cruza a los treinta años. Como todos somos particulares y distintos, por suerte, lo admito, la línea puede cruzarse a los veintinueve, pero no a los veintisiete. Y se cruza, como máximo, a los treinta y dos.
Una vez cruzada, la línea, sólo queda esperar la agria campanita del reconocimiento. Sucede, entonces, que quienes han cruzado la línea van a descubrir que su situación ha cambiado. El cambio consiste, más o menos, en lo siguiente. Quien ha cruzado la línea advierte, percibe, que su lucha ya no será por un aumento de sus capacidades, cualquiera sean, nunca más. En cambio, bienvenido, la lucha a partir de ahora será por aquello que podríamos denominar ‘mantenimiento’.
Puede ser físico, puede ser mental, o una combinación anárquica de ambas, puede ser coger o pensar. Lo que te quiero decir es que no habrá más alto, más lejos, más fuerte. Habrá que alegrarse de mantener lo que hay.
Esta situación genera fastidio y desconcierto, negación, susto, tristeza en general. Después, poco a poco, uno aprende a recostarse en el sillón de lo posible, se pone uno más tolerante y circunspecto. Lo mejor es tratar de no recordar aquel magnífico potencial.

14 Comments:

At 11:06 a. m., Blogger GS said...

Tengo 30, recién cumplidos digamos.

Entiendo de lo que habla. No la ví temprano, y digo ví porque creo que no se si la empecé a cruzar, la estoy cruzando, la he cruzado o jamás la cruzaré.

¿Será una cuestión de voluntad, tal vez? ¿O de falta de "fitness mental"?
No se, realmente no sé. Se dice que el hombre es una animal de costumbre.

Quizá para explotar el potencial todo el tiempo, para estar siempre al máximo de uno, haya que acostumbrarse a no acostumbrarse. Si uno lo piensa bien, eso es la cosa más difícil del mundo.

Hmmm... no está bueno conformarse así nomás... y tampoco está bueno luchar contra la propia naturaleza de uno sin sentido.

Me quedo/lo dejo con la diyuntiva.

Saludos.

 
At 11:41 a. m., Blogger Nefertiti said...

a mí me genera negación... Me gusta pensar que estoy en mi mejor momento, y vivo feliz, con mi intolerancia intacta!!! jaja
Resignación jamás!!!!

 
At 2:48 p. m., Anonymous polaca said...

A veces lo pienso (aunque no con esas palabras)
Pero siempre lo relacioné más con la maternidad/paternidad que con la edad. Con esto de sacar el centro de uno y llevarlo a otra persona (o personas) que crece, pide y necesita.

Sigo leyendo...

 
At 2:51 p. m., Blogger LeO said...

Desde los 15 estoy en etapa mantenimiento. Me debo considerar un adelantado?

 
At 2:01 a. m., Blogger Lara said...

Es veradad a los 30 me divorcié... Así fue que creo que crucé en lo personal la línea...El mantenimiento del logro obtenido al entender algunas cosas, por ejemplo con un divorcio, es muchas veces fantástico. Al menos a nivel sexual me siento mejor que a los 30! cada nueva vez, obvio que no con la misma persona, eso sí ya lo entendí, todo resulta más fuerte, y va mas lejos. Y cuando no es así... simplemente no es y listo. Estoy bastante conforme con lo obtenido hasta los 30... y el magnífico potencial, desarrollado a su punto máximo, me dejó como resultado una vida que me parece mas que soportable. Eso es un monton. Ya pasaron 10 años desde aquel día... yeahhhhhhh! La verdad, no me resulta difícil de masticar... creo que hasta lo disfruto.

 
At 1:26 p. m., OpenID nosestamoshablando said...

Hace añares que pasé la línea.
Todo lo que antes me interesaba, preocupaba y debía solucionar, hoy ya es pasado.
Estoy hace rato en el mantenimiento y sinceramente el balance es positivo en "todo aspecto".Sin dudas.
Saludos!
Lady Baires

 
At 11:22 p. m., Blogger suraz said...

Los 40 son los nuevos 30. Aunque hoy vivimos más rápido que hace 10 años, la velocidad hace que el tiempo real y el espiritual vayan desfasados. Pensalo.

 
At 7:26 a. m., Blogger J. Hundred said...

*gs! lo que yo puedo decirle es que la ha cruzado. el resto corre por su cuenta. un saludo.

*nefertiti! es para mí por demás evidente que se encuentra usted en su mejor momento. se lo digo con la robusta convicción de quien no la conoce.

*polaca! siga.

*leO! usted está adelantado. el tema es que lo ha visto el juez de línea.

*lara! usted insiste en explicitar que su vida sexual es tan ajetreada como satisfactoria. no tengo la más mínima duda al respecto, este es un blog de cogedores natos.

*lady baires! y si mañana es como ayer otra vez, lo que fue hermoso será horrible después, dijo charly garcía allá lejos y hace tiempo. no, ya sé, no tiene absolutamente nada que ver con el tema que nos ocupa. pero cada uno dice lo que quiere, yo también. un saludo.

*suraz! comparto la mención que usted hace sobre la velocidad, pero no alguno de sus efectos. yo creo que, por ejemplo, en términos de acumulación de info (llamémoslo contaminación, por ponerle un nombre) los cuarenta serían los 99 de antes, sino 5 o 7 vidas. quizás no fui claro, quizás no logré expresarme con claridad. lo que quiero decir es que entiendo que alguien haya inventado una píldora para que usted viva más que en la época de la revolución industrial, o las latas de atún la campagnola en oliva vengan cerradas de tal forma que usted no corra riesgo de contraer botulismo. pero en términos de contaminación informativa, de interness, de ser portador de 12.547 canciones en su tan pequeño como triste ipod color verde fosforescente, usted se habrá transformado en un irreversible pelotudo (desfase espiritual, podríamos decir, le tomo prestada la definición) no mucho más allá de la adolescencia. pero lo pienso, claro que lo pienso.

 
At 8:07 a. m., Anonymous Zerkalo said...

Completamente de acuerdo, el punto límite son los 33. Y a los 40's viene el balance y lo que vemos rara vez nos gusta, y nos preguntamos si hicimos lo suficiente cuando aún podíamos explotar esa capacidad, pero como siempre, las preguntas llegan tarde.

 
At 11:45 a. m., Blogger Anahí Flores said...

Yo pasé esa línea 57 días antes de mi cumpleaños de treinta, pero... tal vez era otra línea, porque si bien hubo un gran cambio (algo en la consciencia de la percepción del tiempo, tal vez?) en otros aspectos estoy mil veces mejor que antes.

(Espero que no aparezca un psicólogo y me diga que es negación!!!)

 
At 7:07 a. m., Blogger J. Hundred said...

*

*anahí flores! por lo general, cuando alguien dice ‘estoy bien’, o ‘estoy rebien’, dos o más veces en una conversa, lo que está haciendo es pedir socorro.

 
At 3:42 p. m., Blogger Anahí Flores said...

jajajajaja, al final apareció el psicólogo!

cambiando de asunto...
felicitaciones!!!

 
At 2:14 a. m., Anonymous Elisa said...

Desde que cumplí 26 años (hace 400 días, exáctamente) estoy muy preocupada por la juventud, que se me escabulle de las manos... prueba de ello es que, cuando la gente me pregunta mi edad, al yo decírsela, ya no me responden como antes "¡sos una nena!". Y ahora vengo a leer esto. ¡El Boticario de los Montesco, por aquí, por favor!

 
At 8:40 a. m., Blogger J. Hundred said...

*

*elisa! quizás usted le está contestando preguntas a la gente equivocada.

 

Publicar un comentario

<< Home