23.10.09

El conjunto, la gestalt

La doctora se pasó un largo rato mirando los estudios, pasando hoja tras hoja, chequeando números, mirando gráficos, tomando alguna que otra nota en un pequeño block encabezado por el nombre de una pomada para los callos plantales.
–Usted tiene el colesterol muy alto –dijo sin levantar la vista–, tiene bajo el bueno, y alto el malo, porque son dos. Tiene los triglicéridos bastante mal, y ácido úrico, y azúcar, su estudio ergométrico no es bueno, el estado de su corazón deja mucho que desear. La ecografía de sus arterias del cuello no es del todo limpia, sus riñones trabajan con esfuerzo, su próstata tiene un tamaño irregular.
Hizo silencio, se acomodó los lentes sin marco sobre el puente de su pequeña nariz de pekinés, y entonces sí, apoyó ambas palmas sobre el escritorio, y me miró.
–Me gustaría saber qué le parece lo que le estoy diciendo –mi silencio, al parecer, la había contrariado un poco– ¿Quiere decir algo?
–Bueno –me toqué, con un índice, el índice izquierdo, de mi mano izquierda, el lateral, el lateral derecho, de mi amplia nariz–. No sé si tiene algo de tiempo, doctora, pero podemos ir a tomar algo. Estoy en condiciones de pegarle la cogida de su vida, no se deje guiar por unos pocos indicadores.

16 Comments:

At 10:08 a. m., Blogger La condesa sangrienta said...

¡Claro!
Porque de disfunción eréctil, ni habló eh?

 
At 10:22 a. m., Blogger Penelope said...

Aguante!!!!!!! esa es la actitud!!!!!

 
At 12:49 p. m., Blogger Diego said...

Espectaculeeear!
Tal cual loco! A coger que se viene el fin del mundo

 
At 12:50 p. m., Blogger Diego said...

Espectaculeeear!
Tal cual loco! A coger que se viene el fin del mundo

 
At 12:54 p. m., Blogger LeO said...

No sé para que se dejó pinchar tanto entonces... hubiera empezado por ese método.

 
At 2:48 p. m., Blogger Yoni Bigud said...

La aunsencia de datos fidedignos siempre es un problema.

Un saludo.

 
At 8:05 p. m., OpenID nosestamoshablando said...

Y lógico, mientras funcione el resto y la doc acceda, todo ok.
Saluditos y buen fin de semana para usted.
Lady Baires

 
At 9:36 p. m., Blogger Lara said...

Me parece excepcional, poco frecuente, que a una Dra/Dr. le interese el parecer del paciente, en general no les importa...
Me gustaría saber si el interés por Ud., fue indicador de que tal vez, exepcionalmente la Dra, supo apreciar y aceptar su adorable oferta...

 
At 9:51 p. m., Blogger Alelí said...

con tanta seguridad habla de sus dotes sexuales? asombroso...

 
At 10:09 p. m., Blogger Mery said...

JAJAJA Me hiciste matar de risa!!!

Perdón que haga un comment a otra persona, pero: DIEGO!!! Vos también estás en todos lados!!! queteparió! jejejeje

Beso

 
At 11:05 a. m., Blogger Torcuato Merengue said...

no puedo mas que cagarme de risa!!!
sos genial loco!
Un abrazo

 
At 11:10 p. m., Blogger Caia said...

Dele, ni ud. se la cree. Seguro eligió la pastilla azul.
No se aburre de tantas adulaciones?

 
At 7:23 a. m., Blogger J. Hundred said...

*la condesa sangrienta! no, de la gallinita no dijo nada. supongo que la habrá notado vivaz.

*penelope! sí! fileto y albahaca para todos!

*diego! eso, a coger, que se viene una catarata de mamuchos.

*diego! ídem anterior.

*leO! veo, exudan sus palabras, resulta inusualmente diáfano, que usted pertenece a la corriente de pensamiento de los ‘pijistas de cualquier día’. es decir, primero el pijazo redentor, lo demás lo vamos viendo.

*yoni bigud! había un cuento de bradbury, muy bello. donde un ñato sale a caminar por la playa, y de pronto encuentra a picasso que está haciendo un dibujo en la arena, con una ramita. picasso está dibujando el guernica, no sé, algo genial, algo nunca visto. el tipo pega la vuelta corriendo, va a su casa, busca una cámara de fotos. como es de esperar, cuando llega nuevamente al lugar, picasso se ha ido, y el dibujo sobre la arena ha sido borrado por el mar. para qué le cuento esto. ah, sí, muchas veces, con las cogidas existe cierta similitud con el relato que menciono. es difícil firmar un acta, dejar una notarial constancia. un saludo.

*lady baires! me hubiera gustado que se aproximara al tema de referencia con alguito más de entusiasmo. pero acá se respetan los modos de cada infeliz, de cada pertinaz tristona, cómo no le vamos a respetar los suyos. un saludo.

*lara! tiene usted razón, debo reconocer, que a la doctora / doctor, por lo general, está en la naturaleza intrínseca de su profesión, no le importa un pomodoro lo que piense el paciente. se ve que, en el caso que nos ocupa, la doctora percibió mis dotes de sanador.

*alelí! yo no sé qué pasa. quiero ser reconocido por lo que valgo, por lo que soy, por mis cualidades literarias, porqué no humanas, saber comprar queso rallado, acariciar a un perro que renguea por la calle, sacar una foto de un vagabundo durmiendo en una plaza para el concurso fotográfico de la cooperadora del colegio ‘nuestra señora de los tolombones’, cosas así. pero las chicas se acercan a mí, y lo único que en verdad quieren, lo único que piden, es coger. no importa si uno les ofrece una digna charla, una regia pizza, un vino de calidad. cuando intento despedirme, cuando digo ‘bueno, muy rico todo, hablamos’, ahí nomás me ponen una carita de scottish terrier, y me piden siempre lo mismo, una y otra vez. y yo, a pesar de poner en riesgo, por decirlo de algún modo, por abuso de herramienta, por fatiga de materiales, el surtidor, el manantial, la mismísima fuente, recuerdo las palabras de la madre teresa de calcuta, aquello de ‘hay que dar hasta que duela’. que no puedo más, que estoy harto, pero no tengo otro remedio que acceder a la requisitoria. es la pulsión de curar.

*mery! bonita risa, le agradezco.

*torcuato merengue! todos necesitamos una palmada en el hombro de vez en cuando. gracias.

*

 
At 9:04 a. m., Blogger Alelí said...

quizàs su problema resida en la fantasía, en interpretar gestos en vez de preguntar...digo...entonces el otro, no deja de ser un personaje más de los que describe acá. ud. es guionista, director, actor, productor...en fin.

 
At 11:41 p. m., Blogger Mauro said...

Hace muchísimo que no me voy tantas veces seguidas de un blog sin defraudarme. Que vendría a ser como un cumplido de persona dificil.

 
At 8:40 a. m., Blogger J. Hundred said...

*alelí!

*mauro! lo normal, lo habitual, lo cotidiano, es tener el desprecio de una persona fácil. así que un cumplido de una persona difícil, como un gol de palomita cuando uno jugaba un cabeza en la playa, vale doble. gracias.

 

Publicar un comentario

<< Home