3.11.09

Esopo, revisited

Es invierno. En invierno, aunque sea por pocos días, más de tres, menos de siete, me gusta ir al mar. Es bueno ver el mar, oírlo, salir a caminar, descalzo. No inventé nada nuevo, nada original.
Así que en eso estoy, deben ser las nueve de la mañana, hay un particular y cansino solcito. Pienso en todo lo que no salió nunca, en todo lo que salió mal, con unos cinco o diez centímetros de mis piernas adentro del agua. Voy despacio, no se ve a nadie más que un par de pescadores, y algún otro caminante solitario.
De pronto siento el pinchazo. Es una corriente eléctrica de dos mil quinientos treinta y ocho voltios. Entre el dedo gordo y el dedo índice, si se le puede decir así al dedo del pie que está al lado del dedo gordo de mi pie izquierdo.
–¡Ahhrrgggfssschpaaaay! –Caigo de rodillas, el dolor me ha doblado, y veo, a menos de medio metro de mi rostro, la explicación, la causa.
Un aguaviva. Redonda, gorda como una pelota de tenis, con marrones y violáceos filamentos. El mar se retira un poco, pero el aguaviva queda ahí. El dolor es un zumbido que no me deja pensar con claridad. La zona comienza a hincharse y estoy muy lejos del cuarto en el que me hospedo. Me va a costar caminar.
–Ya sé, ya sé –digo–. Es tu naturaleza, no pudiste evitarlo.
Doy el primer paso, saliendo del agua. Apenas puedo pisar. Es un pinchazo que se extiende, sube y agarrota los dedos del pie, la quemazón supera ya la altura del tobillo, sube con una preocupante velocidad. El pie parece una tarta pascualina, ha adquirido ese tamaño, no sé si el sabor.
–No, nada que ver –La voz viene de abajo, lo que me está hablando es el aguaviva–. No es mi naturaleza, para nada. Me parecés un gordo forro, y en esta época del año por acá no debería haber nadie rompiendo las pelotas. Así que te piqué a propósito, te lo digo en la cara. Yo estaba acá de antes, ahora tomatelás.

8 Comments:

At 10:44 a. m., Blogger Alelí said...

jajajajajajaj buenísimo! jajajajaj

 
At 10:54 a. m., Blogger Yoni Bigud said...

Nada como actuar de acuerdo al primer impulso, sea este natural o inducido.

Un saludo.

 
At 11:13 a. m., Blogger Nefertiti said...

la respuesta sería: entiendo que estes acá desde antes... una pena que en minutos termines tus días enterrada en la arena, por conchuda.... Y encima te voy a mear encima... Aprovecho que tengo que hacerlo sobre mi pie también, para que me deje de doler jaja
Lo lamento... es la ley del más fuerte...

 
At 11:19 a. m., Blogger LeO said...

a lo mejor sí tenía sabor a pascualina y por eso se le acercó el bicho ese

 
At 3:49 a. m., Blogger Lara said...

Siempre me pareció que Esopo justificaba el descargo del escorpión...desconociendo el libre albedrío... Esa aguaviva goza de mi total simpatía, se hace cargo de su acto simplemente porque alguien le rompió las pelotas... sin ampararse en su naturaleza. Muy bien por el aguaviva!

 
At 9:36 a. m., Blogger J. Hundred said...

*alelí! qué suerte que volvió, querida, pensé que la habíamos perdido para siempre. no tiene que ofenderse cuando la pincho un poco por escrito, es por la sencilla razón que usted no me permite morderle una nalga. vieja! a qué no sabés quién vino! te juro, vení!

*yoni bigud! una vez una prostituta amiga me dijo ‘el primero es para vos, el segundo es para mí’. aunque no sé si estamos hablando de lo mismo. un saludo.

*nefertiti! con el respeto y el cariño que le tengo, ejem, en la fábula hasta el hartazgo conocida y citada del escorpión y la rana, si usted hubiera sido la rana, bueno, surge de sus palabras que usted le hubiera exigido al escorpión que le chupara la concha (me pareció lo más correcto decírselo en latín) antes de cruzarlo al otro lado del río.

*leO! en esta oportunidad, única, irrepetible quizás, su ingenio, por primera vez que yo recuerde, no está exento de ternura. una delicadeza de su parte.

*lara! creo que esopo, que la debía saber lunga, buscó acercarnos un disfraz más o menos presentable para el libre albedrío, darle una justificación teórica que lo vuelva un poco menos crudo. ah, acá la monada está un poco asustada porque usted no dice nada de su vida sexual. nos quedamos todos tranquilos, no? quiero decir que le siguen lloviendo matracas, como de costumbre.

 
At 9:58 a. m., Blogger Lara said...

jajajajaja!La monada que se quede tranquila! jajajajajaja! Tan insistente fui, o le causé intriga a ud.?

 
At 12:17 a. m., Anonymous Mar said...

Es la primera vez que alguien, rozagnate de humanidad, logra comprender cabalmente y en toda su hondura la insoportable conducta antisocial de las medusas o aguas vivas
Le aseguro, con conocimiento de causa que son tal cual las describe.
No insolentes, no agresivas sino premeditadamente desafiantes y mafiosamente soberbias. Physalia physalis suerte que a las gaviotas les gusta la gelatina marina

 

Publicar un comentario

<< Home