25.3.08

Me llamo rencor

Yo no creo que seas mejor que yo. Creo que tuviste suerte, creo que no es justo, creo que fue casualidad. Creo que de ninguna manera te merecés lo que te está sucediendo. Creo que es un error, creo que todo lo que te fue dado en algún momento deberás devolverlo, creo que las boletas revolotean sobre tu cama como buitres famélicos y no te dejan dormir, creo que los milagros golpean en algún momento a la puerta y ya no son milagros, usan sombrero de hongo y están ojerosos y grises, y dicen ‘vengo a cobrar’.
O quizás yo hice todo mal, no me hagas caso.

4 Comments:

At 4:41 p. m., Blogger La condesa sangrienta said...

El envidioso adelgaza con la gordura del vecino, decía mi abuela.

 
At 8:02 a. m., Blogger J. Hundred said...

*condesa! creo que fue quevedo quien dijo ‘la envidia va tan flaca y amarilla, porque muerde y no come’. la verdad que me gusta lo que dijo su abuela, me gusta lo que dijo quevedo, y me gusta el dulce de membrillo, también.

 
At 8:05 a. m., Blogger stel said...

creer no cuesta nada, otra cosa es tener razón y que lo creído sea cierto...

 
At 8:13 a. m., Blogger J. Hundred said...

*stel! una cosa es una cosa, y otra cosa es otra cosa.

 

Publicar un comentario

<< Home