27.12.06

Mala prensa

Creo que el amor, la amistad, la felicidad, la bondad, la alegría, están, cómo decirlo, algo sobrevalorados. Prefiero, en muchas situaciones, el estupor, la tristeza, la confusión, el fastidio, el desconcierto. Aunque no hayan tenido un adecuado trabajo de marketing, aunque carezcan de un packaging seductor, aunque sean sentimientos que nunca han tenido suerte a la hora de elegir un asesor de imagen.

8 Comments:

At 9:17 a. m., Blogger stel said...

pues yo quiero un poquito de todos, se que pido mucho, pero los unos sin los otros no serían lo mismo, aunque el packaging fuera de lo más espectacular...

 
At 12:57 p. m., Blogger J. Hundred said...

*stel, está ud. en el equipo de los que quieren un poquito de todo. también está el equipo de los que quieren mucho de nada. y hay un equipo de los que quieren mucho de todo. y un equipo de los que quieren poquito de nada. también están aquellos para los que nada es mucho. y están los que todo es poco.
la fórmula es simple:
(todo + mucho) / poco - nada = ja
ahora, si me pregunta para qué sirve la fórmula, me tiro al piso y me pongo a llorar.

 
At 7:07 p. m., Anonymous Anónimo said...

en qué situaciones prefiere la tristeza a la alegría?

 
At 11:08 p. m., Blogger Bugman said...

No se por qué, pero se me hace que la melancolía, la circunspección, la gravedad son actitudes propias de personas que saben algo que los demás desconocen. En cambio la alegría está al alcance de cualquier palurdo.

 
At 5:51 p. m., Anonymous Anónimo said...

A mi pobre criterio los tristes sí saben algo que los demás desconocen: cómo agotar la paciencia de los palurdos alegres, entre los que (humildemente) aún puedo contarme.

Conocen el cuento de 'el loco de elastiquito'?

* Me encantó Todo + Mucho. En realidad me encantó todo, mucho.

Nyx

 
At 9:23 a. m., Blogger J. Hundred said...

*no sé que pasa, yo veo que la gente va a cualquier blog con sana camaradería, van y dicen 'che, qué bien te queda esa verruga peluda que tenés en la cara', o 'mi tía rita te preparó un pionono riquísimo'. pero en este blog veo mala intención, veo ganas de pegar en el piso. ahora que lo pienso, hermoso título para un libro de poemas: 'no me peguen en el piso, y otros poemas'.
anonymous, en un carnaval carioca, en la fiesta de cualquier prima, for example.
bugman, su comentario me piace. ‘la alegría está al alcance de cualquier palurdo’, y no tengo nada contra eso. pero la tristeza exige un poco de sofisticación, aunque, claro, cuándo no, el precio tal vez sea estar triste. 'el precio era alto', así se llama un título de scott fitzgerald. pero eso es otro precio.
qué no daría yo por reírme escuchando a la librepensadora, filósofa ecléctica, cantautora, autodidacta, la señora ileana calabró; pero vuelvo a poner a tony benet: 'fly me to the moon, and let me play amongst the stars...'
nyx, yo creo que hay que diferenciar entre el triste y el falso triste. porque hay mucho palurdo alegre que se hace el triste, para impresionar. el triste puro (en adelante ‘tp’) es probable que hasta envidie, en determinadas circunstancias, al palurdo alegre (en adelante ‘pa’). pero el falso triste (en adelante ‘ft’), hará cualquier cosa por convencer al ‘pa’ que se equivoca. y el ‘pa’ tratará indiscriminadamente al ‘tp’ como si fuera un ‘ft’. mientras que un ‘tp’ se da cuenta a golpe de vista cuando está en presencia de un ‘ft’. y el ‘ft’, en algún momento, querrá volver a su condición de ‘pa’, eso creyó desde un primer momento. pero no sabe que, como ‘ft’, ha estado tal vez demasiado expuesto a los ‘tp’, y nunca más volverá a ser aceptado como ‘pa’. y condenado entonces a su condición de ‘ft’. hará todo lo posible y mucho más por impedir que un ‘tp’ y un ‘pa’ puedan contactarse, con la fuerza que dan los opuestos. tal vez el ‘ft’ luche con lo que den sus fuerzas por lograr que los ‘pa’ se transformen en ‘tp’, y los ‘tp’ se transformen en ‘pa’. pero no lo conseguirá en absoluto, más allá de ahondar la confusión reinante, porque es una tarea que lo excede, está más allá de sus capacidades. también está el falso alegre (en adelante ‘fa’), pero ni lo consideramos porque su obviedad lo vuelve impracticable, por vulgar.
y mientras todo esto sucede, en el carnaval carioca, en la fiesta de cualquier prima, alguien se come otra cassatta, alguien coge, alguien se afana un souvenir, sin saber si está triste o alegre.
muy rico todo, gracias.

 
At 8:53 a. m., Anonymous Anónimo said...

Nyx...me cansaste

 
At 12:35 p. m., Anonymous Anónimo said...

Anónimo... probaste coger de vez en cuando? Parece que en tu caso no debe ser algo sencillo... Che, qué lastima (teatral gesto de ft).

Besitos!


Maldita Nyx

 

Publicar un comentario

<< Home