23.12.06

El sudor, la frente

Voy a reuniones con gente que no conozco, donde se discuten temas que ignoro. Cuanto más callado permanezco, más profundo se me considera. Cada veinte minutos, media hora como máximo, digo un monosílabo, hago una anotación de menos de siete palabras en mi cuaderno, me rasco la nariz. Esto es para constatar que no estoy dormido.
La situación no me resulta paradójica ni trágica. Mientras miro a mi interlocutor de turno, pienso qué voy a querer comer durante la cena.
He tenido trabajos mucho peores.

4 Comments:

At 9:17 a. m., Anonymous Anónimo said...

Y PARA QUÉ VA?

 
At 12:18 p. m., Blogger stel said...

para constatar que no duerme y para no dormirse...
Siempre hay cosas peores, ¿no?
Besines,

 
At 11:45 p. m., Blogger Bugman said...

¿Pero como? ¿A usted le pagan? Ahora sí me siento un salame.

 
At 7:38 a. m., Blogger J. Hundred said...

*lo lamento, bugman, pero aquí el puesto de salame está cubierto. pruebe en otro blog.

 

Publicar un comentario

<< Home