30.10.11

Sanador

Es como el Reiki pero es más que el Reiki. Es como la meditación, pero mucho más profundo que la meditación, que meditar. Es como diez o quince años de psicoanálisis de un saque, todo junto, sin ese emocional desgaste que implica repasar una y otra vez cada cosa que te salió mal, traer a la superficie cada cosa que no funcionó como vos querías. Es como el yoga pero sin forzar las articulaciones, sin exigirte complicadas posiciones que te dejan al borde del estupor y la distensión de ligamentos. Es como el Tai Chi sin la tan milenaria como oriental rutina. Es como el sexo, pero mejor.
Vamos a una pizzería. Yo recomiendo hacer la cura en Buenos Aires, en las pizzerías tradicionales que se encuentran ubicadas, desde siempre, por el centro. Por lo general atiendo en ‘El Palacio de la Pizza’, pero se puede ir tranquilamente a ‘Las Cuartetas’, o a ‘Güerrin’. Se puede hacer sin inconvenientes en ‘El Cuartito’, y en una época la cosa funcionaba en ‘Nápoles’, pero se vendió la esquina y ya no es lo mismo. Se puede curar en ‘Imperio’, aunque tampoco es lo mismo de antes (hay que ir al de Chacarita, ahí sí), en ‘La Mezzetta’, en ‘Angelín’. Desde ya que se puede tratar en ‘Los Campeones’, quizás todavía en ‘Burgio’, en ‘Banchero’ también. Puede ser en algún ‘Kentucky’, aunque hace mucho que no atiendo allá. Mejor que no sea una cadena de pizzerías, ni una pizzería moderna, ahí no funciona la cura, se diluye el poder de sanación. Aunque parezca mentira, durante una corta temporada atendí algo de gente en ‘Romario’, y la cosa fue bien.
El tratamiento es bien fácil, sencillito. Se hace de noche. Vamos y te sentás, nos sentamos, aunque se puede hacer de parado, en la barra, también. Se pide la pizza. Últimamente yo recomiendo pedir una grande de fugazzeta. Se puede hacer con pizza napolitana con ajo (sin jamón, el jamón no pega con la pizza, mucho menos el ananá o los palmitos, no seas ridícula, por favor). Provolone sirve, camina, el Roquefort lo uso para casos muy agudos.
Te sentás, y respirás. Cualquier ejercicio de respiración consciente. Ojos cerrados, respiración pausada, brazos al costado del cuerpo, manos sobre el regazo. Yo decido si me siento frente a vos, o al lado tuyo, o si me paro y me coloco, de pie, detrás. Eso lo voy viendo en el momento, lo tengo que sentir.
Entonces el maestro (que vengo a ser yo), a los dos o tres minutos, con un movimiento algo enérgico pero no exento de gracia, te hundo la cabeza, la cara, el rostro, en la pizza. De un saque, de una. Te incrusto la cabeza en la pizza, la pizza no se mueve, y te sostengo la cara en la pizza, como si te metiera la cabeza bajo el agua.
Y se te pasan todas las boludeces que te atormentan, la melancolía por tu patético pasado, la angustia por tu incierto y desde ya preocupante futuro, tu miedo a la muerte, la ira, tu falta de fe.
Pasados treinta segundos, menos de un minuto, te ayudo a incorporarte. Sacás la cabeza de la pizza, y estás curado/a. Te sentís distinto/a. Sos otra persona, te sentís bien.

*el tema del presente fragmento es recurrente. quiero decir, lo he utilizado, con variantes, en alguna otra ocasión. pero no pierde en nada su vigencia, sigo curando. la magia perdura.

14 Comments:

At 4:34 p. m., Blogger Mecha said...

Burgioooooooooooo!!!!!!! No puede ser... sigue abierta???

Yo quiero la terapia. Pero llevo impermeable, porque seguro que el aceite salta y me mancha toda la ropa...

 
At 9:20 p. m., OpenID tecontaretodo said...

Me da la sensación de que de niño usted se divertía mucho viendo a Los Tres Chiflados...
Nada que ver, sólo para salir de la duda: en este momento la palabra clave para ingresar mi comentario es "lastra" (espero que sólo venga a cuento de la pizza, no me asuste). Quería hacerle saber que en su blog todas las palabras de verificación son del estilo sorbela, petete, chupinga, vergaci y cosas por el estilo. ¿usted tiene control sobre esto? Si no es a propósito es una hábil jugarreta del destino =)
Envidiable... en otros blogs no pasa.

 
At 12:56 a. m., Blogger Lucy in the sky - said...

Si alguien algún día me hunde la cabeza en una pizza, lo cago a trompadas. Por desarmarme toda la pizza y engrasarme toda la geta.
En mi vida hay un antes y un después de haber cenado en El Imperio, en Chacarita. Si, señor.

 
At 2:13 p. m., Blogger LaLa said...

funciona con lemon pie?, si es así me anoto, después relojeo con la legüita y listo, nunca comí lemón de mi cara. Vamos a intentarlo. Sepa que ud. inspirá a probar cosas nuevas.
jajaa besou

 
At 7:09 p. m., Blogger Mr. Kint said...

Sabe usted que con este tema toca usted las más sensibles fibras de mi ser.
Leo los comentarios y sospecho que hay gente que todavía no entiende lo reparador de este accionar, que sigue buscando en otras milenarias técnicas la próxima revolución del ser, como si ésta no lo fuese. Ya les dirá usted que Burgio existe, que no, que no es lo mismo el lemon pie; que sí, que recibimos con entusiasmo y por qué no con receptivo interés las ganas de probar cosas nuevas de alguna burrita.
Lo interesante de esta clase de actividades sanadoras es que carecen de fecha de vencimiento. Está perfecto que machaque.

 
At 10:55 p. m., Blogger LaLa said...

jajaja, yo creo que, si, a ud. Mr Kint, me permite, y pueda agarrar su carita y la meterla de lleno en un lemon pie, no solo va a saborear lo dulce y lo amargo, y si quizá burgio exista, como existen otras realidades, y lo de burrita (aunque tenga sus experiencias) es porque pienso, también, que en cierta forma ud. tiene cierto fetiche en la mezcla de una mujer y un burro, permitase probar el abanico de la variedad. No se detenga! ud puede.

 
At 7:46 a. m., Blogger J. Hundred said...

*mecha! yo le estoy hablando de redención, y usted se preocupa si la salpico un poquito.

*tecontaretodo! estimada, no quiero herir su sensibilidad, pero en este precario espacio, cuando se dice ‘lastra’, cuando se dice ‘sorbela’, y ni que hablar cuando se dice ‘vergaci’, bueno, debe usted entender que es en el sentido más estricto del término.

*lucy in the sky! otra vez, a ver si me presta un poquito de atención. lejos está de mis intenciones el inmiscuirme en su sin dudas satisfactoria vida afectiva. pero me tomo el atrevimiento de recordarle que, las mujeres más interesantes, suelen ser aquellas que no temen, en determinadas ocasiones, enchastrarse un poquito.

*lala! no, pichona. no es con lemon pie, es con pizza. pero aún así la veo con la predisposición correcta, quizás lo suyo todavía no sea un caso perdido. comuníquese por línea privada.

*mr. kint! que alguna aturdida se resista a recibir un redentor pijazo bueno, vaya y pase, es la vida. ahora, resistirse al pizzazo muestra severos trastornos en el proceso formativo, falta de criterio en general, emburrecimiento prematuro sería el término técnico, la exacta definición de la patología.

*lala!

 
At 11:52 a. m., Blogger yaz! said...

la verdad paso,no seria capaz de arruinar la belleza exterior,solo x curar los males interiores.
dentro de 20 años,cuando el tiempo haga estragos,quizas lo vuelva a considerar.
mis mas sinceros saludos

 
At 1:18 p. m., Blogger mariu said...

maestro, creo que necesito una sesión de fugazzeta, de esas con aroma bien intenso, que me invada y saque el mix de boludeces, melancolías y demás que hay en mi..

 
At 9:36 p. m., Blogger Dany said...

La terapia en Burgio se hace de parado y echándole un vaso de moscato en la nuca. Un puema, Juan.
Abrazo!

 
At 11:53 p. m., Blogger Yoni Bigud said...

Cada uno con su librito, mi viejo. No dudaría un segundo en poner mi salud en sus manos. Pero ese soy yo. También hay gente que prefiere una ensalada de apio y zanahoria.

Un saludo.

 
At 7:34 a. m., Blogger J. Hundred said...

*yaz!! lo vamos viendo.

*mariu! estimada, comuníquese por favor por línea privada, para fijar las coordenadas espacio-temporales del, ejem, tratamiento.

*dany! usted asume un delicado rol. como esos magos que aparecen con la cara tapada por televisión, revelando algunos trucos (de otros magos). en cualquier caso debo admitir que es correcto. el vaso de moscato en la nuca, el cubrimiento de los canales auditivos con dos porciones de fainá, la frotación de la columna vertebral con una empanada de carne, la súbita compresión de un flan con doble ración de dulce de leche sobre el plexo solar del paciente, pueden ser prácticas complementarias mientras se lleva a cabo el núcleo basal de la terapia. 1abrazo.

*yoni bigud! respecto a la ensalada de apio y zanahoria, sólo puedo decir: tan triste, y tan cierto. un saludo.

 
At 1:57 a. m., Blogger Lucy in the sky - said...

Debo darte la razón. Me hiciste acordar a una publicidad de shampoo que era una mierda, como todas las publicidades de shampoo, pero que decía algo muy cierto: "La vida te despeina". Y también te enchastra.
De todas maneras, sigo prefiriendo que no me caguen la pizza. Que me entierren la cara en sushi, de última; total, no me gusta el pescado.

 
At 10:33 a. m., Blogger Dalilasearrepintio said...

Yo quiero, yo quiero!
Puede ser napolitana (sin jamon) flipo pensando en sacar la cara de la pizza con los tomates colgando de la nariz....

 

Publicar un comentario

<< Home