28.2.10

Una visita al psiquiatra

Pedí un turno y fui al psiquiatra. El psiquiatra me lo había recomendado un amigo, mi amigo P. Mi amigo P. había estado muy mal. Mi amigo P. iba al zoológico y se masturbaba mirando a una jirafa, o se pasaba por las axilas y por las ingles el borde de los vasos con los cuales después ofrecía algo para tomar a las visitas, hacía cosas así.
Así que fui al psiquiatra, fui al psiquiatra y le dije.
–Doctor, estoy cansado, muy cansado. Y aburrido. Y triste, por sobre todas las cosas estoy triste. Antes me reía, y ahora no. Ahora estoy tomando café en un bar cualquiera y me pondría a llorar, tengo que hacer un verdadero esfuerzo para no largarme a llorar como un chico. Y tengo angustia, se me cierra el estómago y pierdo el apetito, o siento que no voy a poder respirar. Y ansiedad, palpitaciones, me levanto a las tres de la mañana con el corazón corriendo como un hámster en pantuflas y pienso ‘bueno, ahora viene el infarto’, y dejo el teléfono celular cerca, sobre la mesita de luz, por si sobrevivo al ataque, aunque no sé muy bien a quién llamar. Pero el infarto no viene, así que me ducho o tomo una cerveza o me quedo viendo la televisión, cualquier pelotudez. Y pienso que la vida no tiene sentido, no se me ocurre nada, miro para atrás y siento que hice todo mal, que me equivoqué en todo, y miro para delante y no veo nada, veo que hay que seguir porque todo el mundo sigue, despacito, como si fuera una valija en una cinta transportadora, una valija que nadie desea cargar, y la cinta es un círculo, porque vuelve, porque trae la valija de vuelta, porque no hay en verdad adónde ir. No sé.
–Es habitual –dijo el doctor, encendió su pipa, aunque quizás no la encendió, quizás hizo los gestos, usar el encendedor y después dar una pequeña bocanada, de una pipa vacía tal vez. No percibí olor a tabaco, casi lo puedo asegurar–. Terminó la sesión.

13 Comments:

At 7:01 p. m., Blogger fschroder said...

Es habitual... que un psiquiatra no tenga respuestas ante el vacio existencial.
Para los no embarcados no quedan muchas alternativas: embarcarse y sedar los sentidos con rutina o juntarse de vez en cuando con otros vacios y comprobar que otros vacios -con suerte- pueden llenar un poco o al menos entretener.

 
At 11:39 p. m., Blogger Yoni Bigud said...

Y bueno hombre... usted le vino con algo trillado y él le contestó con algo trillado.

Distinto hubiera sido que llegara su amigo con el asunto de las ingles o la masturbación frente a la jirafa.

Un saludo.

 
At 12:27 a. m., Blogger Lara said...

Ja, ja! Ud. logró angustiar al psiquiatra. Le cobró?

 
At 4:06 p. m., Blogger la niña z said...

Y bueno, tal vez la vida sea hacer los gestos de encender la pipa hasta que en algún momento verdaderamente tenga tabaco.

 
At 5:31 p. m., Blogger chica pastiche.- said...

yo por eso me di de alta.

 
At 6:13 p. m., Blogger Roedor said...

En realidad el shrink le dijo, antes de terminar la sesión, concluyendo el diagnóstico:

- Usted vive en la Argentina.

 
At 9:19 p. m., Blogger Jazmin said...

Ese hueco en el centro del pecho que parece ocupado por la piedra de Tandil, lo conozco.
Cuando me tocó la cinta transportadora, después de 9 meses de vueltas, me paré haciendo equilibrio de a poco, con las piernas entumecidas, y me puse a jugar que iba en una tabla de surf. Después bailé sobre la cinta. Y finalmente, di un salto mortal hacia fuera de ella.
La vida no tiene sentido. No tiene UN sentido. Tiene muchos. A veces, los que parecen más nimios son, en realidad, el punto de partida para más.
Quizás me juzgue de optimista. No lo soy a la ligera. Soy creyente. En mí. A fuerza de sobrevivir.
Sea promiscuo. Si no le cierra este, pruebe con otro psiquiatra.
(Espero que no lo curen del todo, ese oscurantismo que tiene para escribir no debería perderse... tómelo bien, lo digo con respeto)

 
At 7:42 a. m., Blogger J. Hundred said...

*fschroder! he visto gente atormentada por un vacío existencial, también he visto gente llena de una boludez monumental.

*yoni bigud! la verdad que sí, le fui con las dos o tres cositas que me molestaban en ese momento. por otra parte, quién no ha ido al zoológico a matarse a pajas. un saludo.

*lara! angustiar al psiquiatra, qué divertido. consejos vendo, y para mí no tengo, era el dicho popular, lo repetía mi viejo. cómo extraño a mi viejo, la puta madre.

*la niña z! tal vez la vida sea ir paladeando un tabaco imaginario. pero lo que dijo, usted, está muy bien, para mí.

*chica pastiche! una vez fui al psiquiatra y le dije ‘bueno, a ver, en qué te puedo ayudar’.

*roedor!

*jazmin! el peligro con las actitudes edificantes, como con el dulce de leche, está en empalagar.

 
At 11:44 a. m., Blogger Jazmin said...

Peligro para quien no conoce la acidez de mi carácter, supongo.
Siga ahondando en su vacío existencial. Yo no pondré en peligro esa grata sensación.
Mutis por el foro.

 
At 1:41 p. m., Blogger Roedor said...

Estoy en problemas. Últimamente luego de mis comments me manda a participar, en este pone mi nombre y no escribe nada...

Voy a tener que mejorar el ingenio o irme a comentar al foro de La Nación, me parece...

 
At 12:45 p. m., Blogger El alter ego de Mabel said...

El viejo truco de encender la pipa vacía. Como cuando yo digo "sí, dejamelo pensar".

PFFFFFFFF.

 
At 7:23 a. m., Blogger J. Hundred said...

*el alter ego de mabel! sí, cuando yo te digo ‘dejámelo pensar’, la traducción, los subtítulos, dicen a los gritos ‘no way’.

 
At 2:35 p. m., Blogger Franco (fvidiella.com) said...

y las pastillitas?? si fuiste al psiquiatra y no te recetó pastillitas, entonces fuiste al psicólogo, que es lo mismo pero mucho mas aburrido.

 

Publicar un comentario

<< Home