3.8.09

O ser millonario

lo único que hace falta es
genuina desesperación.

nada de: doctor, no sé qué me pasa,
siento que la vida no tiene sentido.

pero mire qué novedad, estimado paciente.
¡eso lo sabe cualquier pelotudo!

insisto: lo único que hace falta,
lo único realmente necesario es
la desesperación.

estar desesperado es una religión, un motor,
una forma de ser, un estilo de vida.

estar desesperado es una postura filosófica,
una manera de rascarse la cabeza, una actitud
con la cual enfrentar una hecatombe nuclear o
un sándwich de queso untable, ajo y salchichón.

estar desesperado es el tic tac del reloj.
es revolver los bolsillos
y silbar esa canción.

es, incluso, grata compañía.
y una birome, please.

3 Comments:

At 6:41 p. m., Blogger Alelí said...

si le sirve para escribir estas cosas simples y divertidas bienvenida sea...ahora, me quedo pensando en el "please", otra vez me sorprendió no lo hubise imaginado de usted.

 
At 2:42 p. m., Blogger Yoni Bigud said...

Estoy desesperado, sí.

Un saludo.

 
At 7:04 a. m., Blogger J. Hundred said...

*alelí! por aquel trillado y no por eso menos filosófico asunto, del observador que, al observar, modifica lo observado, cabe también pensar que la simple, la divertida, sea usted. no sé, sorry (y un poco de perry, también).

*yoni bigud! el que nunca estuvo desesperado, no sabe lo que se pierde. un saludo para usted.

 

Publicar un comentario

<< Home