7.8.09

Me voy a morir

El doctor me dice que me voy a morir. No hay nada que hacer, los estudios son muy claros. Hay manchas que no deberían existir, hay indicadores que deberían estar bajos, y están altos, hay indicadores que deberían estar altos, y están por el piso.
–No tiene sentido operar –dice el doctor, y niega con la cabeza. Una célula muta y se manifiesta como sólo una célula es capaz de hacerlo, con esa química imprevisibilidad, algo se altera, algo se tapa, algo se corre de lugar, ya está.
–Conviene que esté calmado, tómese vacaciones, disfrute sus últimos días –dice el doctor. No importa todo lo que no hiciste, no importa todo lo que deberías hacer. Es como una mano de black jack. Te pasaste, te quedaste sin fichas, terminá el whisky y andá.
Quiero hablar, de verdad quiero decir algo, pero no tengo fuerzas. Siento que me laten las plantas de los pies en contacto con el piso, a través de mis zapatos, y no mucho más. Es un tornado. Uno se queda quieto porque no sabe por dónde empezar. Te tapa la ola, se te hace imposible respirar.
–Usted es el señor Thousand –el doctor revisa un manojo de papeles–. Juan Thousand. ¿No?
–No –digo en un hilo, un graznido, extraño mi voz–. Mi nombre es Hundred, Juan Hundred.
–Uh. Espere afuera, por favor, ya lo van a llamar.

8 Comments:

At 10:20 a. m., Blogger Yoni Bigud said...

Y sírvase otro whisky hombre... mire cómo está.

Un saludo.

 
At 1:00 p. m., Blogger HB said...

me pasó, lo juro por dios. Me pasó y yo estaba del lado del médico.
Soy joven y no hice el cayo, pero más allá de eso me sentí peor. El que hiere por descuido carga con las dos heridas.
cheers.

 
At 1:58 p. m., Blogger Alelí said...

uffff celebre, mi querido, celebre! y vuelva a celebrar y haga una de esas noches que al otro día cuesta recordar...eh? hagame el favor.
Luego, vuelva a esa sensación desagradable y haga lo que tenga que hacer para honrar cada una de sus células sanas.
Perdón, me pintó aconsejar...será que justo hoy me avisan que alguien que quiero está complicado de salud pero en este aso el nombre es el indicado.
Besos

 
At 2:50 p. m., Blogger Caia said...

hierba (o yerba?) mala nunca muere..

 
At 7:29 p. m., Blogger La condesa sangrienta said...

Piense mejor en el señor Thousand al que le dijeron que estaba fenómeno y ahora lo llaman para anunciarle que va a morir.
El pobre señor Thousand que canceló el seguro de vida porque no podía pagar.

 
At 11:02 p. m., Blogger Lara said...

How many Hundreds are there in a Thousand?

 
At 9:25 a. m., Blogger J. Hundred said...

*yoni bigud! por aquello quizás de la mancha y el tigre, otro whisky no puede hacer ningún daño. un saludo.

*

*alelí! mi consejo sería que no de consejos. y suerte para la persona en cuestión.

*

*la condesa sangrienta! dijo saer (nos ponemos todos de pie).
en alguien que se moría
mi propia muerte no vi
pero en fiebre y geometría
se me fue pasando el día
y ahora me velan a mí.

*lara! lo que usted dice está muy bien, aunque por una incapacidad, muy propia, lo que equivale a decir muy mía, yo no lo alcance a apreciar en su debida magnitud.

*esto me parece importante, esto puede ayudar.
http://www.youtube.com/watch?v=i1xSt7iganA

 
At 11:32 p. m., Anonymous Anónimo said...

john cash! jaja, suma,suma. Lara

 

Publicar un comentario

<< Home