24.6.08

ay

Esta muela que me duele se parece a vos. Duele, para, deja un recuerdo de baja intensidad, vuelve a doler. Uno se acostumbra, se resigna, aprende a deambular ese vaivén. Es sencilla una cura, porque la medicina sabe administrar el olvido con agujas y frascos repletos de pastillas del más rutilante color.
Y esta muela que me duele se parece a vos, no hay manera de explicárselo a ningún doctor.

5 Comments:

At 9:02 a. m., Anonymous Mar said...

Es verdad, las relaciones a veces parecen muelas. Uno les hace de todo cuando empiezan a doler: que pastita, que fluor, que perno y corona, que tratamiento de conducto, que abrillantadores, que...
¿Para que? al final, para terminar con una extracción. El problema es que se va el dolor pero queda el agujero. Y un implante nunca llena bien el hueco original.

 
At 7:47 p. m., Blogger La condesa sangrienta said...

Esta muela que me duele se parece a vos, seguro que el Dr. Barreda me dará la solución.

 
At 11:55 p. m., Blogger Zyx said...

Uno se acostumbra al dolor de muelas, después de un tiempo ya ni se siente.

 
At 11:22 a. m., Blogger Geoffrey Firmin said...

Un escéptico, un cínico agotado de amores, prefiere Corega Tabs y el vasito de agua.
Saludos!

 
At 9:53 p. m., Blogger inezita said...

hay que sacarla de raiz.
siempre.
para que no joda mas.
y de ultima te haces un implante.
que a fin de cuentas termina siendo 99,9% parecida a la verdadera.
porque el perno y la corana a fin de cuentas se complica porque tenes que arreglarlo casi siempre y nunca es como una verdera.

la primer muela que molesta es como el primer novio, una nunca lo olvida...

:)

 

Publicar un comentario

<< Home