9.1.08

Yo no lo haría, yo no lo haría (2), yo no lo haría (3)

Entonces el telépata me miró y dijo:
–Puedo leerte la mente.
–Te morirás de pena –respondí.

*

–Puedo leer tu mente –dijo el telépata.
–No se me ocurre en este momento un trabajo peor –respondí.

*

–Puedo leer tu mente –dijo el telépata.
–¿Tenés obra social? No creo que te lo cubra –respondí.

4 Comments:

At 2:10 p. m., Blogger stel said...

hay gente tan diferente que muchos harían lo que nosotros no. ahí esta la gracia.

por cierto, tus asesores ibéricos informan bien. ya van 23 :)
todo un honor seguir pasando y recibir tus mejores deseos.
ah, me parece que a veces la cabeza nos juega malas pasadas y pensamos que las cosas se van para siempre aunque no siempre tiene porque ser así, y aunque es cierto que mucho a nuestro alrededor cambia o se esfuma, muchas otras cosas aparecen o vuelven o nacen... y eso puede ser bueno.

 
At 6:43 p. m., Blogger La condesa sangrienta said...

¿los telépatas tienen seguro de desempleo ante una mente en blanco?

 
At 8:20 a. m., Blogger BromoLuz said...

Si el telépata tiene la mente ciega, ¿habrán mentes en Braille para leer?

 
At 9:01 a. m., Blogger J. Hundred said...

*stel!
*condesa! entre usted y yo, es muy probable que yo haya sido un niño prodigio. pero, por suerte, es como la varicela. después se te pasa.
*bromoluz! telépatas con la mente ciega, mentes en braille. qué le costaba hacerme creer que soy un genio? qué le costaba reírse?

 

Publicar un comentario

<< Home