14.6.06

Después

Encuentro a la mujer de mi vida once años después. Y once años después, la mujer de mi vida es otra cosa. Es extraño; no debería intentar explicarlo.
Tal vez la impuntualidad no sea una falta de respeto, sino defensa propia.

2 Comments:

At 6:15 p. m., Anonymous Mariel said...

Majestuoso!!! (triste pero majestuoso) como toda tragedia o a lo mejor es una suerte que el destino le juegue malas pasadas de impuntualidad. Igual lo que escribió es genial. Tiene total autorización (al menos mia) para, a partir de ahora, escribir solo basofias. Con "combate" y este "Después" se ha ganado la posibilidad de escribir naderias y ser halagado y admirado aunque solo escriba la receta de pancitos pebetes.
Felicitaciones y no abrume con tanta genialidad o abrume y asi los pobres que estamos de este lado disfrutamos

Mariel

 
At 11:46 p. m., Blogger Bugman said...

Pero mi estimado Hundred, usted, once años después, también era otra cosa.

 

Publicar un comentario

<< Home