30.11.16

Por ponerle un nombre


Me preparé, me preparé mucho, me preparé para un montón de cosas que no me pasaron nunca.
Y no me preparé, no podía prepararme, no había forma, no hubiera sabido cómo prepararme para un montón de cosas que me pasaron, la mayoría.
Me preparé, si querés un ejemplo, si te hace falta un ejemplo, me preparé para quedarme pelado, supe que iba a quedarme pelado, tenía la frente el doble de alto que mis compañeritos de la primaria, a los once años, ninguna chica quería bailar lento conmigo. Y estoy igual, tengo la misma frente, yo no sabía que era un genio, me enteré después.
No me preparé, no hubiera podido prepararme para la muerte de mi padre. Se sintió mal en la calle y se murió a la semana. Hay domingos donde me despierto de buen humor, me baño, me visto, y pienso que voy a ir a desayunar con él. Cuando me doy cuenta que se murió me siento en un sillón, me quedo sentado un rato largo mientras la tristeza me da vueltas por el pecho como un hámster en pantuflas que no encuentra la salida. Y no sé qué hacer.
No hay paraguas para la fantástica lluvia de estar vivo, es algo que por lo general nadie dice.

8 Comments:

At 10:42 a. m., Anonymous Anónimo said...

Precioso. realmente precioso.
Ahora bien, Hundred. La fantástica lluvia de estar vivo (una genialidad, igual que la imagen de hamster) es una representación del equilibrio universal: lo que te quita luego te lo da, en otro formato. Y generalmente, si no es que has perdido la capacidad de sorpresa, la forma en que viene te deja perplejo, te caes de culo.
El amor, por ejemplo, el que aparece cuando estás con la guardia baja.
Ojalá le pase, y ojalá lo escriba.
Mis saludos, estimado.

 
At 11:05 a. m., Blogger Alelí said...

Uff es tan así, creo que estoy llorando. Beso grande

 
At 9:23 a. m., Blogger J. Hundred said...

*anónimo! escribí lo que pude, como pude. eso fue lo que hice todos estos años. 1saludo.

*alelí! no llore que me hace mal. le mando un beso en la frente.

 
At 6:40 p. m., Blogger Dany said...

No, no hay paraguas. Y está bien que así sea. Hay que buscarle la vuelta. Abrazo Juan!!

 
At 8:55 a. m., Blogger J. Hundred said...

*dany! la vuelta es descubrir que te encanta la lluvia. 1abrazo.

 
At 10:57 a. m., Blogger Bob Harris said...

Este post suyo lo leí varias veces, me hizo pensar varias cosas, cosas sueltas.
-Estar listo significa planificación, prever y preparar muchas cosas, y de pedo que pensé en que voy a almorzar.
-Mi viejo fue un rompe-pelotas increíble, hoy se que fue un rompe-pelotas genial, nunca se lo dije.
-Mi vieja fue la mas picante de todas, y fue importante, nunca se lo dije.
-A veces el no preparar algunas cosas nos hace mierda.
-Me gustó que habló en primera persona, ya que por lo general decimos que no nos han preparado, que otros no nos prepararon….
-Cuando muera, mis hijos van a ser grandes, de hecho ya lo son, y estarán listos para que yo no esté mas.
-A pesar de pasar los cincuenta, muchas veces me siento huérfano.
-Lo googleé y la orfandad no es privativa de la niñez.
-Los paraguas son para viejas de mierda.

Abrazo

 
At 4:04 p. m., Blogger Alma said...

un abrazo fuerte para usted hundred! y aplausos para usted y para bob harris!

 
At 8:21 a. m., Blogger J. Hundred said...

*bob harris! la orfandad es un estado de ánimo, usted lo sabe, yo lo sé. lo abrazo.

*alma! el chiste era que en un entierro en nicho un borracho va y dice 'un aplauso para el asador!'.

 

Publicar un comentario

<< Home