6.9.13

Porque este viagra es azul, como el mar azul


         Nos hace mucho mas moco la rutina que una guerra. Lo que te destroza es caminar esas tres cuadras, cada mañana, una y otra vez, podríamos perfectamente soportar una catástrofe natural, sabrías cómo sobreponerte a un terremoto. Son las pequeñas cosas las que te van comiendo el alma, las que van opacando cada famélica y absurda molécula de tu ser, las grandes cosas son cambios de paradigma, no exentos de trauma por cierto, pero, por tratarse de cosas que nunca te pasaron, que jamás imaginaste, descubrís al mismo tiempo, asombro sobre asombro como fetas de jamón cocido, novedosas respuestas que habitan en tu ser, insólitas capacidades.
         Que no te aguanto más, eso. Preferiría tener que coger con una jirafa, o con un pato de madera.

***

         Le pasa al escritor, es algo bien conocido entre los escritores, ese momento frente a la página en blanco donde mirás y está la página, en blanco –ya lo dije–, y estás vos, y el hámster de la creación se niega a mover la ruedita hecha de palabras.
         Le pasa al pintor, claro que sí, está el lienzo colocado sobre el caballete y el pintor toma su pincel, están las pinturas, en latas, en pomos, el pintor debe saltar, zambullirse en el tempestuoso y desde ya colorido mar de la imaginación, adonde quiera que el viaje lo transporte después de esa primera pincelada que aún no llega.
         Le pasa al artista, perdón, al actor, en el instante previo a salir a escena, donde él, de este lado de la cortina, todavía es él, y un momento después el juego lo transformará en otro, no será él, movido por misteriosos piolines, ya no.
         Lo que te quiero decir es que te veo así, derramada sobre la cama, y no tengo las más mínimas ganas de cogerte. Se me murió la japi, pero igual voy, ahí voy.

8 Comments:

At 2:29 a. m., Blogger Dany said...

Alguna vez tuve el alma comida por esas pequeñas cosas...y duró mucho.
Ahora existen pastillas para superar todo tipo de contingencias.
Están las mentoplus, por caso.

Le mando un abrazo.

 
At 5:46 a. m., Blogger Bob Harris said...

Las pastillas y la revolución sexual,
En los 60'cojer sin embarazar en los y ahora cojer sin estar caliente.

 
At 9:50 a. m., Blogger J. Hundred said...

*dany! hay gente que está por demás insatisfecha con lo que han hecho, por decirlo de algún modo, en la vida, tal es mi caso. también me ha tocado conocer gente que está muchísimo peor. gente satisfecha, a eso me estoy refiriendo. lo abrazo.

*bob harris! la mejor definición que yo escuché sobre el tema de referencia, sobre el viagra en este curiosa oportunidad, fue así. trabajaba yo en un organismo público, tenía no mucho más de veinte años. había un abogado, bien pasados los sesenta, que se llamaba rg. tenía sentido del humor, era un tipo divertido para conversar. rg, además de esposa, tenía un par de amantes. un día, me comentó que para poder afrontar los embates de la pasión, había consumido viagra. dijo rg, entonces: ‘es como si cogieras con la pija de otro’. más allá de dobles interpretaciones y chascarrillos de furgoneta, la definición roza lo impecable, con todo lo que eso puede traer aparejado en una actividad que parece requerir un cierto grado de compromiso desde lo actitudinal, por qué no mencionar también lo volitivo. lo saludo.

 
At 9:57 a. m., Blogger Bob Harris said...

Conozco tipos de una edad mediana que se clavan una azul para coger como si tuvieran 16, conozco tipos que se clavan una azul después de una semana de estar fuera de su casa y hacer cualquiera pero saben que tienen que “atender a la patrona” sin nada de ganas.
Es bueno o es malo? Que se yo! Pero si se que es coger sin estar caliente, pero… conozco un tipo que tiene como 70, llego intacto, fue laburante y deportista, ahora es deportista y jardinero de su casa, tiene pareja (maso de su edad) con un buena calidad de vida, en lo económico, y lo afectivo , pero obvio, ya no cojía (llego bien a esa edad pero no es superman) el tipo me dijo un día, el biagra me cambio la vida!, estaba muy contento, muy! Y no me nombro, quizás porque no le importo, nada sobre pijas ajenas.
Cordial Saludo

 
At 1:42 p. m., Blogger Viejex said...

La rutina tiene mala reputación, y a veces es inmerecida. Hay rutinas que en efecto nos van consumiendo como un pac-man. Pero hay otras que por el contrario, la hacen más llevadera. Por ejemplo la del tipo que disfruta ir a la cancha los domingos a ver a su equipo y a putear al referí durante los 90 minutos que dura el partido.
Quizás deberíamos usar palabras diferentes para diferenciarlas.

 
At 1:54 a. m., Blogger Mr. Kint said...

No entendí bien si es un panfleto a favor de la diversidad en cuanto coequiper sexuales, pero le doy mi apoyo (no piense mal, eh).
En fin, yo escuché una definición en cuanto a la vara que a uno mismo le pone el uso y abuso de sildenafil y era "es como nadar con patas de ranas". Es probable que a medida que transcurren los años se vaya pasando más hacia "coger con la pija de otro", en fin, disfrutemos la potencia expresiva de ambas.
Otro abrazo para usted

 
At 8:20 a. m., Blogger J. Hundred said...

*bob harris! entiendo que en una oportunidad hugh hefner hizo una importante donación, millones de dólares, en viagra, a un país africano. se le cuestionó que lo que la gente necesitaba era comida. pero él sentía que estaba ayudando. lo saludo.

*viejex! usted parece reinterpretar la teoría del libre albedrío. el ser humano contaría entonces, con la curiosa potestad de ser un pelotudo a su particular y única manera. no tengo objeciones al respecto.

*mr. kint! más que a favor de la diversidad de coequipers, quise transmitir esa sensación tan tremenda, darme cuenta que prefería escapar a coger, que en lugar de estar obnubilado por el deseo, lo que experimentaba era un ignominioso fastidio. y la frase de las patas de rana es buenísima. lo abrazo.

 
At 4:49 p. m., Blogger MaGa said...

Caminando hacia atrás con la lectura, es una buena forma de cerrar 2013.
Mis primeros años fueron una montaña rusa y por eso toda mi vida busqué la famosa rutina. Hasta que la alcancé y descubri que es mentira, no me la banco.

 

Publicar un comentario

<< Home