30.9.13

Vamos a cambiar el mundo


         Hay quienes consideran que todo sistema político debiera ser abolido. Que la política en sí misma es una trampa, para que un grupo de personas busquen su particular y aristocrática conveniencia, en desmedro de las forever postergadas mayorías.
         Hay quienes piensan que es prioritario menester salvar a las ballenas. A las tortugas, a los osos pardos, a los elefantes y a las cebras. A los delfines.
         Hay quienes sostienen que el trabajo es una maldición bíblica, una forma de alienación donde se cumple aquello de el hombre lobo del hombre, las vidas humanas se transforman en mera mercancía.
         Hay gente que lucha para que los ricos dejen de ser ricos, y los pobres dejen de ser pobres, para que las tierras vuelvan a sus tribus originarias, para que no exista más la aberración de la propiedad privada, por la eliminación del trabajo infantil, de la prostitución, de la violencia doméstica. Para resumir, el mundo está mal, está muy mal, está todo al revés, las cosas debieran ser bien diferentes.
         Esta mañana pedí tres cafés con leche y una sola medialuna. Considérenlo mi aporte.

5 Comments:

At 3:53 p. m., Blogger Viejex said...

También hay quienes piensan que este es el mejor de los mundos posibles. Y quienes piensan que sopar la medialuna en el café con leche está mal, que no se debe hacer. O los que creen que ponerle azúcar al mate es una herejía. Pero no escuché a nadie criticar a otro por pedir tres cafés con leche y una sola medialuna.

Vaya tranquilo, mi viejo. El sistema no sabe nada de su rebelión.

 
At 9:26 p. m., Blogger Bob Harris said...

Yo ensopo las medialunas como me lo enseño mi vieja. No creo que exista otra forma de comerlas, las ensopo hasta en ámbitos en los que es muy mal visto, va chorreando de la taza a la boca, es delicioso, el bocado se convierte en gloria, y ahora me doy cuenta que es un acto transgresor y que pretendo que todo el mundo tome como norma! En pocas palabras… la semilla de la revolución!

 
At 8:34 a. m., Blogger J. Hundred said...

*viejex! debo manifestarle que el fragmento de mi autoría quizás sea mucho más profundo de lo que usted alcanza a percibir. dicho de otra forma, no me es posible aceptar que usted me diga que soy un repelotudo y se vaya lo más campante.

*bob harris! hay importantes nociones de la física en su accionar. uno intenta detectar hasta qué punto es posible dejar la medialuna en inmersión, cargándola de café con leche, pero que al mismo tiempo conserve su esencia de medialuna, que no se rompa y se ahogue en las profundidades de la taza. para el público circundante puede parecer que usted es un infeliz del montón, un estúpido ser que se ha distraído mirando por la ventana y ha olvidado quitar la medialuna del café con leche, continuar desayunando, pero no, nada de eso. usted está vibrando en otro plano. en situaciones análogas, me ha sucedido que alguien se me acerque en lo que se ha dado en denominar ‘ámbito laboral’, alguien viene a mi escritorio y me dice ‘che, juan, no estás haciendo nada’. y yo no sé cómo explicarles que mi sola presencia en el planeta tierra suma muchísimo, todo lo cambia, vuelve las cosas infinitamente mejores para aquellos que lo perciben y para aquellos que no. si yo me meto el dedo en la nariz o me rasco el culo, bueno, es pura épica. dichas las boludeces de rigor, vayamos a lo importante: el verbo ‘ensopar’ tiene una potencia expresiva enorme, yo le agradezco la utilización.

 
At 11:13 a. m., Blogger Viejex said...

Usted me malinterpreta, Hundred, ya empiezo a creer que lo hace a propósito. Nunca lo traté ni lo trataría a usted de esa manera. Coincido con usted en que, en efecto, el artículo tiene una profundidad que puede pasar desapercibida, pero a pesar de mis limitaciones creo haber captado algo de eso.

Quiero decir que si acá hay un repelotudo es esa entelequia, esa abstracción que a veces denominamos como "el sistema".
Pero nunca usted ¿cómo se le ocurre semejante cosa?.

 
At 1:34 a. m., Blogger Mr. Kint said...

Yo tampoco soy de los que puedan ir a sabotear una plataforma en el ártico para despertar conciencia.
A la vuelta tengo una panadería, le sonrío a la chica que atiende, no selecciono la facturas al estilo "no, no, esa que está atrás, las que está menos quemada, no, no, al lado, ESA", agradezco y dejo buena propina. Anotemé ese aporte.

 

Publicar un comentario

<< Home