10.9.12

No te mueras nunca


         La gente no se iba a morir más, lo anunciaron por televisión, por cadena nacional. Simultánea, en realidad, internacional. Hablaban los presidentes de todos los países del mundo, para sus respectivos países, en sus propios idiomas.
         Hacían la presentación nomás, el anuncio, y después hablaba un grupo de científicos desde Sidney. Hablaban para todo el mundo, al mismo tiempo, nunca visto.
         Había multitudes en las playas, mirando pantallas gigantes. Tiraban fuegos artificiales, como si fuera un fin de año, y un comienzo de año a la vez, un año que se repetiría, que no terminaría nunca.
         Habían estado trabajando los mejores científicos del mundo, y finalmente, casi por casualidad, habían dado con la clave. Podían frenar, a partir de los treinta y tres años, el proceso de división celular. Una enzima que se encontraba en el dulce de batata, y se mezclaba con tres gotitas de agua de mar, extraídas a más de noventa y siete metros de profundidad.
         Y listo. La habían sintetizado, puesto en comprimidos que se repartirían de manera pública y gratuita en cualquier parte del mundo. En los hospitales, por supuesto, en las escuelas, y en los aeropuertos. Los cajeros automáticos de los bancos tendrían un botón que escupiría la pastilla, también.
         A partir del lunes, comenzaría la distribución. Todo estaba preparado. Tardarían no más de tres meses en darle el comprimido a todo el mundo. Y listo, la gente dejaría de envejecer a partir de los treinta y cinco años como máximo. Nadie se moriría más.
         Ese fin de semana, el sábado mismo pero todavía más el domingo, la gente se empezó a suicidar.

7 Comments:

At 6:09 p. m., Blogger A.Torrante said...

Es que aunque ud. no lo crea, la naturaleza, inclusive la humana es bastante sabia.

 
At 11:07 p. m., Blogger Dany said...

Los de Boca tendrán a Riquelme para siempre. Puedo entender algunos suicidios aunque me cueste un merecido "Dany! que nos vaya bien a todos. Abrazo!

 
At 1:10 p. m., Blogger [DevNull] said...

Me alegra saber que, aunque pase tiempo de no leerlo, siempre puedo volver por un poco de desesperanza.

Que siga bien, maestro.

 
At 8:04 a. m., Blogger J. Hundred said...

*a. torrante! el género humano suele ser repugnante. para los casos particulares, la cosa empeora un poco.

*dany! que nos vaya bien a todos. 1abrazo.

*[devnull]! muchas veces creo que estoy sosteniendo el mundo, con mis escritos desde ya, pero más aún con la gaver. situación que vivo con absoluta naturalidad. lo saludo.

 
At 10:11 p. m., Blogger Dany said...

Ojalá don Hundred ojalá!!
Abrazo.

 
At 7:36 a. m., Blogger A.Torrante said...

Su respuesta a Devnull tiene cierto aire Arquimedeano. No sé si un hoyo puede considerarse un punto de apoyo, por más que uno se apoye en él, pero en nombre de la humanidad le agradecemos sus esfuerzos.

 
At 1:24 p. m., Blogger Mr. Kint said...

Es que desde los alquimistas para acá la gente se pasó la vida idealizando la fuente de la juventud, más sabio hubiese sido, quizás, atravesar la juventud idealizando un poco la vida.
un abrazo para usted.

 

Publicar un comentario

<< Home