10.5.10

Tiempos muertos

Los tiempos muertos. El tiempo que esperaste en la sala de embarque de cualquier aeropuerto. El tiempo que esperaste, valga la redundancia, en la sala de espera de un médico que no tenía la más puta idea de lo que a vos te pasaba, ni le interesaba. El tiempo en el dentista, con la boca abierta. El tiempo en la cola de la caja tres del supermercado de tu barrio, mientras alguien peleaba porque en el diario decía que había una promoción, tres aceitunas de regalo si uno compraba una botella de Gancia. El tiempo que esperaste en cada semáforo, como peatón, primero, como conductor, después. El tiempo que esperaste en esa esquina a la chica que no vino (para vos, mamucha). El tiempo que esperaste que el mozo cansado hasta el aturdimiento te trajera agua con gas cuando pediste sin gas, y viceversa, y viceversa tantas veces como sea necesario.
Con todo ese tiempo, puesto en una actividad, aprender a tocar el piano, por ejemplo. Ahora sabrías tocar el piano, serías un experto, podrías tocar bellas melodías, bucear en las honduras del jazz, emocionar con una resignada caricia de blues, entretener a la gente, hallar, quizás, algún consuelo. También es cierto que seguirías siendo más o menos el mismo pelotudo que sos ahora. Eso no se arregla ni con todo el tiempo del mundo.

17 Comments:

At 12:30 p. m., Blogger Juan Manuel said...

Muy cierto, ni con todo el tiempo del mundo. A veces uno se engaña y piensa q sí, pero no es una cuestión de tiempo. No no, el tiempo no tiene nada q ver.

 
At 4:31 p. m., Blogger La lectora said...

La lectora se alimenta, justamente, de esos tiempos muertos, leyendo en absolutamente todo segundo agonizante que se le cruce, haciendo con que de tiempo muerto pase a ser tiempo vivo (sonó a frase hecha, pero juro que funciona!)

 
At 10:07 p. m., Blogger Lara said...

y... no, la pelotudez no se arregla. Pero por sobre todas las cosas lo peor es el paso del tiempo, muerto o no, pasa y se acaba.

 
At 10:26 p. m., Blogger LeO said...

La puta madre que lo parió.
Toda mi esperanza se fue en la última oración.

Entonces no es cierto eso de que el tiempo todo lo cura?

 
At 11:31 p. m., Blogger Yoni Bigud said...

Es precisamente por eso que uno no profundiza en determinadas disciplinas ni se mete de lleno con algunas ciencias. Algunas realidades son tan lapidarias que no valen la modificación de otros estados de cosas.

Lo triste no es ser un pelotudo (le puede pasar a cualquiera), sino pretender revertirlo a base de esfuerzo.

Un saludo.

 
At 10:01 a. m., Blogger La condesa sangrienta said...

¿sabe que yo pensé lo mismo? pero todavía no he solucionado cómo meter el piano dentro del auto!
Saluti Juan!

 
At 12:21 p. m., Blogger Bugman said...

Yo discrepo. Si vamos a ser pelotudos, seamos pelotudos entretenidos, al menos. Es como un servicio a la comunidad.
(Igual no es mi caso, en los tiempos muertos estoy aprendiendo esperanto)

 
At 1:48 p. m., Blogger chica pastiche.- said...

y por qué el apuro, señor hundred?
hoy todo tiene que ser ya ya ya ya,
la verdad q me exaspera.

y lo digo desde este pueblucho donde comprar un alfajor puede volverse la tarea más tediosa del día.
hacer un trámite en una oficina pública ni le digo.
esperar el 104 pte.carrasco, experiencia inolvidable.
(llegué a leerme todo "rayuela" esperando un 104).

pero bueno, ce la ví, como dicen.
mi consejo es que siempre tenga a mano un buen libro, o un ipod lleno de música o un sudoku sin resolver.

 
At 8:17 p. m., Blogger La lectora said...

Felicitaciones, ustede está en la Oblogo una vez más :)
Y con un texto excelente.

 
At 10:30 p. m., Anonymous Anónimo said...

estabamos en esquinas diferentes.

 
At 11:47 p. m., Blogger Jazmin said...

Por leer los comentarios me quedé sin tiempo para comentar.
Me voy a hacer noni, que es como mejor me gusta pasar el tiempo.

De pelotuda nomás. O de "boluxu", que es la palabra de verificación que me tocó. No es amorosa?



Probadísimo.
Más tiempo, más pelotuda.

 
At 7:28 a. m., Blogger J. Hundred said...

*juan manuel! uno se engaña, como todo el mundo, porque necesita creer en algo. antes que aceptar sus tremendas limitaciones, una chica que lleva quizás 11 años trabajando de secretaria le dirá: ‘rebien, estoy haciendo un curso donde nos reunimos todos los domingos en parque leloir, y a veces fotografiamos una naranja, a veces fotografiamos un durazno. Es un curso de fotografía psicoenergética, no sabés, te cambia la forma de ver las cosas’.

*la lectora! quizás usted, en esta funesta ocasión, no me entendió. pero de seguro me ha entendido tantas pero tantas veces, que no debiera yo en esta oportunidad juzgarla con excesiva dureza.

*lara! mire si será brava la cuestión del tiempo, que por ejemplo el amigo proust le dedicó siete tomos. david lebón, sin ir más lejos, notable guitarrista desde ya, dijo ‘el tiempo es veloz’, alguna vez, y después fue a chuparle los dedos de los pies a pata villanueva.

*leO! a ver. el tiempo puede ser utilizado como un anestésico de uso externo, pero tiene contraindicaciones, como cualquier otro medicamento. y no, no es preciso que pierda usted toda su esperanza, con que deje de buscarla aquí es suficiente.

*yoni bigud! ha dado usted, como tantas otras veces, en la musical tecla de la comprensión. la pelotudez no se revierte, de ninguna manera, con esfuerzo. es como luchar contra la calvicie, lo mejor es tomarse las cosas con calma. pizza barata con vino caro, for example, si me piden que recomiende un tratamiento. un saludo.

*la condesa sangrienta! ya dimos.

*bugman! pelotudo entretenido. es como cuando yo digo que soy un escritor frustrado: 90% frustrado, 10% escritor. el delicado tema de las proporciones.

*chica pastiche! si no le contesto, se me va a ofender. pero si le contesto, se me va a ofender.

*la lectora! usted, cada tanto, se pega una vuelta por acá y me miente. me dice que me publican, me dice que escribo bien. tenga mucho cuidado, un día se va a pasar de rosca con la cortesía, y es capaz de venir a decirme que soy lindo.

*anónimo! uh.

*jazmin! no debiera subestimar usted el viejo y conocido estribillo que inmortalizara el señor lennon:
boluxuuu, boluxuuu,
boluxuuu, boluxuuu,
whisper words of wisdom,
boluxuuu..

 
At 10:53 a. m., Blogger La lectora said...

hahahaha, juan usted es tan educado respondiendo!

sí, sí, mis visitas son así, "de vez en cuando", pero vea bien... son constantes!

:)

 
At 11:15 a. m., Blogger Mr. Verbal Kint said...

Pero, claro, un pelotudo que toca la guitarra -no digo como un Van Halen, alcanza con haber aprendido a raspar un par de cuerdas y acompañar con un par de alaridos en una peña, por ejemplo- sería un pelotudo con más mujeres a su lado, algo no menos apreciable en estos planos. Ya lo dijo usted, en esencia sería el mismo pelotudo pero me pasaría menos tiempo notandoló, no sé, pienso, ocupado en otras cosas.

 
At 10:47 p. m., Blogger Caia said...

Tontito: en serio me esperó?

 
At 8:07 a. m., Blogger J. Hundred said...

*la lectora! celebro su constancia, y como dijera onetti alguna vez (no puedo dejar pasar la ocasión de repetirlo): yo le agradezco que pierda su tiempo así, conmigo.

*mr. verbal kint! lo mejor que nos puede pasar a todos, la mayoría de las veces, es estar ocupados en otras cosas.

*caia! creo que usted no comprende. yo la sigo esperando.

 
At 11:53 a. m., Blogger La lectora said...

Celebremos, celebremos :)

 

Publicar un comentario

<< Home