29.11.06

Botiquín

Cuando alguien se enferma, cuando alguien se siente mal, suele abrir el botiquín (por lo general ubicado en el baño de la vivienda) en busca de una pastilla, un jarabe, una crema, una pócima que permita aliviar la incomodidad, la dolencia.
En el caso de quien esto escribe, descubro de manera tan unívoca como invariable que las pastillas, los jarabes, las cremas, las pócimas, están vencidas.
Esta situación quiere decir dos cosas.
1)Que la dolencia que me aqueja ya me ha visitado, alguna vez, en el barro que hemos dado en llamar ‘pretérito’.
2)Que han pasado un par de años desde que compré ese remedio. Que el tiempo pasa.
La situación quiere decir algunas cosas más, pero son más bien tristes. Preferiría no entrar en detalles.

2 Comments:

At 6:16 p. m., Blogger Bugman said...

Entre todas las cosas con pretérita fecha de expiración que pueden encontrarse en un botiquín (o en cualquier otro lado) la más triste debe ser un profiláctico.

 
At 8:31 a. m., Blogger J. Hundred said...

*Como dice el refrán: 'mientras hay bugman, hay esperanza'.
gracias.

 

Publicar un comentario

<< Home