30.6.14

Entre los átomos


Tenés que ver un accidente. Lo mejor es que veas un accidente, a veces el  conocimiento es doloroso, por otra parte. Si te lo explican no es lo mismo, si te lo explican no lo vas a entender. Las cosas importantes no se aprenden con explicaciones.
No, está bien, es un buen intento, pero no. La medicina no es lo mismo. Podés presenciar una operación, claro, y ver lo que hay adentro del cuerpo. Pero en ese caso se abre una parte, una zona, algo puntual, con el supuesto afán de reparar. Lo importante, de lo que estamos hablando,  precisa que veas el tema de romper, destrozar, llamalo como quieras. Destruir. 
Lo mejor es que veas un accidente de tránsito, un choque de autos, lo que queda, ponele de un tipo que manejaba su automóvil a 140 km/h y choca o vuelca. O si se cae, alguien, de una terraza o de un séptimo piso, y cae a la calle. Ahí lo vas a entender más que perfectamente.
Está estudiado, por otra parte, disculpame si no lo expreso con absoluta precisión, tampoco es mi especialidad, pero tiene que ver con el espacio existente entre los átomos, entre las moléculas. Está estudiado, entonces, decía, que más del 99% del cuerpo humano, en su interior, es un espacio vacío. No hay nada, la solidez es aparente.
Que el cuerpo no existe, no somos eso, no te busques ahí. Pero sí, tenés un culo espectacular, si no ni te dirigiría la palabra. No te hablaría.

*donde dice ‘un culo espectacular’, puede decir ‘unas tetas bárbaras’. el sentido del texto no sufre mayores modificaciones.

6 Comments:

At 10:58 a. m., Blogger Viejex said...

Noli foras ire, in teipsum reddi; in interiore homine habitat veritas(*) supo decir San Agustín.
Evidentemente el bueno de Agustín no sabía nada de accidentes ni de átomos. Bah, eso o debemos concluir que la verdad y el vacío son una misma cosa. Esta última me resulta una idea perturbadora, quizás porque no la entiendo a pesar de haberla formulado yo mismo.

Saludos, Hundred!



(*) Un profesor mío de varias materias a lo largo de mi paso por la secundaria, un tipo que admiré mucho, nos habló largamente sobre esta frase. Él la traducía como "No busques fuera, entra en ti mismo, en el interior del hombre habita la verdad"

 
At 8:02 a. m., Blogger J. Hundred said...

*viejex! el vacío es la forma, la forma es el vacío, dijo Lao Tsé. también dijo ‘pasame por favor el queso rallado’ (eso lo dijo una vez que estaba cenando con algunos discípulos, y le habían preparado unos tallarines a la bolognesa). lo saludo bíblicamente.

 
At 9:01 a. m., Blogger Chancho Piluqui said...

El espacio entre los átomos, el vacío, la materia de la que está hecha la materia oscura, lo que junta las cosas para que las cosas sean, todo ese caos y azar que a veces se configura en visiones celestiales de culos y tetas que están demasiado cerca de la perfección como para ser atribuidos a Dios, y otras veces te muestra la cara del colorado Liberman tratando de venderte un jarabe para la tos o probando la teoría de cuerdas, que son dos formas de hacer lo mismo.

Salud!

 
At 8:19 a. m., Blogger J. Hundred said...

*chancho piluqui! ‘…lo que junta las cosas para que las cosas sean’, una delicadeza de su parte. con respecto al señor ‘colorado’ liberman vendiendo jarabe para la tos o cualquier otra cosa, me permito hacer la siguiente digresión. estoy, estuve siempre, no tengo más remedio que estar a favor de algo que podríamos denominar, creo, ‘overcoming’ de situaciones / inconvenientes. qué quiero decir. me encanta cuando veo un rengo que igual se compra su automóvil y saca el registro y maneja, o una chica con furibunda alopecia que se especializa, for example, en chupar porongas con inusual frenesí y logra construir, desde ahí, su lugar en el mundo. pero. como todo en esta vida, te podés pasar de largo. o sea, sos un repugnante ser y aún así conseguiste llegar a la televisión, viajás por el mundo diciendo idioteces, tenés fama y fortuna. y además te hacés el galán, bueno. usted más que nadie me va a saber entender la frase: no pasemos de pelado a doble peluca. lo saludo con una simpatía que creía olvidada.

 
At 12:48 a. m., Blogger Mr. Kint said...

Bohm y Krisnhamurti intercambiaban ideas y debatían sobre la ciencia, lo espiritual y la humanidad. Ese notable científico hacía lo mismo el Dalai Lama.
Algunas de esos intercambios están en un libro que justamente se llama "El universo en un solo átomo". Seguramente para la gilada publicaban la parte donde se metían con el espectro de la conciencia, el karma, el vacío y otras nimiedades.
Ahora, cuando se apagaba el grabador estoy seguro que arrancaba lo bueno. Las más hermosas explicaciones de la presencia de la existencia de algo superior se sintetizan a veces en un par de macizas nalgas o el mysterium tremendum de un buen par de gomas que apenas que se insinúan apenas.
Lo saludo. Un abrazo

 
At 8:19 a. m., Blogger J. Hundred said...

*mr. kint! contado por el absolutamente genial eckhart tolle (debe estar el videíto en youtube, sólo hay que saber buscarlo). en una oportunidad, el señor krishnamurti dijo ante una nutrida audiencia: bueno, quieren saber cuál es mi secreto? y la verdad que sí, todos querían saber cuál era su secreto, lo habían estado siguiendo durante veinte o treinta años. ‘no me importa lo que suceda’, eso dijo, más o menos, traducción mediante. entonces, el señor tolle se larga a reír, y uno siente que ha comprendido algo. uno se siente muchísimo menos solo. lo abrazo.

 

Publicar un comentario

<< Home