25.2.11

Digámoslo así

Por lo que puedo observar, todo el mundo está tratando de volver. Todos quieren volver. Volver a ver a una antigua novia, volver a tener un perro igual igual al que te regaló tu papá cuando cumpliste once años, volver a encontrarte con los chicos de la secundaria, y así.
Pero no, yo creo que no, no sirve para mí. Yo no pienso volver, nunca, a ninguna parte. No tengo la más mínima esperanza acerca del futuro, además, no es por eso. El futuro, en general, es pasado hervido.
Como un apaleado perro. Será que la pasé tan mal, tantas veces, que apenas conservo el reflejo de escapar, la costumbre de seguir.

14 Comments:

At 8:00 a. m., Blogger Sandra Montelpare said...

de pie se aplaude esto señor Hundred! los que quieran volver, que retomen en la rotonda. Y en lo posible que se pierdan... o yo me encargo en forma personalizada. Lástima que mi metodología es poco ortodoxa, vio?

 
At 9:13 a. m., Blogger Dany said...

No se. Hay cosas que se deben cerrar y para eso es necesario volver. Volver para cerrar. Luego seguir más liviano.

 
At 11:24 a. m., Blogger Viejex said...

No creo que haya entendido bien eso de que el futuro sea "pasado hervido". ¿No me lo explicaría alguien?

 
At 11:31 a. m., Blogger Alelí said...

me gusta!

la esperanza puede ser el peor veneno...

 
At 11:55 a. m., Blogger laura said...

no todos queremos volver, al menos yo me corro.
a lo mejor quedaron cosas sin cerrar del todo, pero ni así, por algo quedaron sin cerrar
y si hubo épocas muy feas también hubo de las otras, pero prefiero seguir; yo por ahora, apuesto al futuro

 
At 3:09 p. m., Blogger Jueves said...

el único momento en que se admite dar media vuelta y volver es cuando agarraste mal una calle. todo lo demás es al pedo.

 
At 4:18 p. m., Blogger Yoni Bigud said...

No sé... usté me termina encerrando entre dos opciones igualmente lesivas. Volver o hervir el pasado para seguir.

Yo más bien soy de los que no tienen a donde ir. Un ente paralizado. Un día la vida me atropelló en una esquina, y desde entonces viajo en su paragolpes.

Un saludo.

 
At 5:04 p. m., Blogger Jorge said...

El hervor prolongado endurece el pasado, conviene saltear rápidamente y servir a temperatura ambiente con una copa de brindis...una vez consumido el plato y de satisfacer al comensal se decreta "buen provecho..." y se pasa a otro menú, sin olvidar el sabor previo...
Atte/

 
At 5:54 p. m., Blogger J.J. Bustos said...

Una vecina explicaba en Crónica TV que es una más de entre todas las nefastas consecuencias de Facebook. Yo creo que venía de antes. No me preocupo, los que creyeron poder ir para atrás ya están empezando a volver con la cola entre las patas.

 
At 9:16 p. m., Blogger Sandra Montelpare said...

essato doble jota que el facebook no una lo que la vida ha separado...

 
At 8:20 a. m., Blogger J. Hundred said...

*sandra montelpare! ‘somos estatuas de sal, queremos volver’, decía charly garcía en una bellísima canción, cuando era charly garcía. pero para poder decir algo así, hay que ser, aunque sea cinco minutos, charly garcía. lo demás lo vamos viendo.

*dany! la actitud que usted describe, me recuerda a esos sujetos que se paran un momento en la puerta del casino y dicen ‘un par de bolas más y ahí sí que me voy’. la banca se encarga de pasarles una epilady por los huevos. ah, la banca no es usted, la banca nunca es usted. no sé si le avisaron.

*

*alelí! la esperanza es una creación de rubén orlando. peinador, estilista.

*laura! para la multitud de lectores que nos siguen desde la española madre patria, no sé si debiera decir usted ‘yo me corro’. quiero decir, todos nos corremos de vez en cuando. ah, y por lo general, el que apuesta al futuro, es porque no soporta su presente, pero de seguro no es su caso.

*jueves! hay otra situaciones, ejem, que hacen a la vida privada de las personas, en las que probablemente le pidan que se de media vuelta. pero, como me dijo una vez una amiga que ya no es más mi amiga, refiriéndose a otra circunstancia de su atribulada existencia: yo te lo puedo contar, pero lo tenés que vivir.

*yoni bigud! all rise! viejo, quizás por aquello que ‘la materia tiene horror al vacío’, usted se va, usted tiene cosas muchísimo más importantes para hacer que visitar esta literaria villa miseria, y su espacio me lo ocupa cualquier infeliz. le pido por favor que reflexione, que recapacite. unas palabras suyan levantan muchísimo el promedio. un saludo.

*jorge! que nos vaya bien a todos.

*j.j. bustos! los que van para atrás a veces vuelven con la cola entre las patas, a veces con la cola en la mano.

*sandra montelpare!

 
At 1:33 p. m., Blogger laura said...

multitud de lectores españoles? sorry pasa que tengo ascendencia italiana y no lo tuve en cuenta, pero bueno también es cierto que todos alguna vez nos corremos

y deje de "retarme" che, que eso siento cuando me responde.

 
At 9:34 a. m., Blogger Mr. Verbal Kint said...

Cierto es esto que usted dice, quizá por aquellas viejas ideas que el tiempo no es más una rueda, una vuelta eterna.
Sin embargo, vea, sospecho que esto de volver, al menos en nuestra nostálgica cultura, tiene mucho de añoranza y saudade, como el tanguero que vive en el ayer (aunque ese ayer haya sido un dolor de uñas de mujer) o el trovador que en cada pueblo que visita no hace más que cantarle a sus pagos abandonados.
Y ya que estamos, perdón por hacerle perder el tiempo, observe por ejemplo un ícono de nuestro identidad cultural: el fútbol. Uno los cánticos, de los gritos de guerra, se podría decir, reza algo así como "Volveremo', volveremo', volveremo' otra vez..."
Y bue, como decía aquella canción inmortalizada en la voz de Jairo "Es la nostalgia un ramito de hollín, un tenue velo del color del añil, un espejismo azul,
un tiempo con sabor a soledad; un vano intento de volver a vivir"
Saludos.

 
At 9:35 a. m., Blogger Mr. Verbal Kint said...

fe de erratas: "no es más QUE una rueda"

 

Publicar un comentario

<< Home