25.1.11

Hámster

Cuando mires tu vida con una delicada distancia, con una generosa perspectiva, notarás, los últimos cinco o siete años no fueron mucho más, no muy diferente, que un hámster en una jaula pedaleando su ruedita.
Ya sé, ya sé, la imagen es dolorosa, incomoda un poco, fastidia.
En una oportunidad fui a una veterinaria, estaba algo borracho quizás, lo admito, con una bufanda de frustración y tristeza enroscada al cuello. Compré el hámster que vi en la vidriera, con la rueda, y la jaulita. Dije que era un regalo para mi hija.
Salí a la calle, metí la mano, y lo solté. Era para mí la cosa más importante que podía hacer en mi vida. Puse al hámster, blanquito, con una mancha un poco negra y un poco café con leche sobre gran parte del lomo, lo solté, decía, lo puse sobre la vereda.
El hámster me miró, algo contrariado, y después, así, igual que como estás haciendo vos, negó con la cabecita.

12 Comments:

At 8:32 a. m., Blogger Sandra Montelpare said...

ooooooooo00000000000HHHHHHHH de pie señores para un cuadrito de lo mejor que LE he leído Sr. Hundred!! mon dieuuuuuuuuuuuuuuuu! Por qué me habrá gustado tanto esto, pucha digo? será por estar leyendo con carita de hámster ??? ......... CLAP CLAP CLAP CLAP CLAP CLAP
touché.

 
At 10:05 a. m., Blogger LeO said...

Desde aquí niego con la cabeza...

 
At 2:42 p. m., Blogger Alelí said...

y nos ponemos contentos porque en las jaulitas tenemos wii fi!

sin eso no existirían nuestros paupérrimos blog´s.

lo hamster comen queso? eso si que venga con champane!

 
At 5:39 p. m., Blogger Jorge said...

La casita de cada uno puede ser hasta una choza...quizás el bichito estaba molesto por servir de metáfora, ...y los últimos años han servido para poder sobrevivir después de lo peor, pero no sé si para ser mejor...
Atte/

 
At 11:12 a. m., Blogger Yoni Bigud said...

Una vez leí un chiste. De esos con dibujitos, tipo historieta. No me acuerdo si era de Quino, de Caloi o de Jorge Corona.

Era un señor que se asomaba entre los barrotes de una celda ubicada en el medio de una calle peatonal. Y maldecía. Y soñaba con encontrar de una vez la llave, así podría cerrar la puerta para siempre, y que nadie pudiera quitarle su libertad.

Magnífico lo suyo.

Un saludo.

 
At 8:08 p. m., Blogger MiCoCoLeMbA said...

Sos un zarpado... Me fascina como escribís!!

 
At 7:34 a. m., Blogger J. Hundred said...

*sandra montelpare! como dijo el general: llevo en mis oídos, la más maravillosa música, que son las exclamaciones de sandra montelpare. gracias.

*leO! cito aquel viejo refrán: entre pizzeros no nos vamos a pedir el ticket. no, ya sé, el refrán no tiene un pomo que ver con el fragmento de mi extraordinaria autoría. pero yo me acordé y lo quería decir, nada más.

*alelí! hace poco, hace no mucho, vi en su espacio, aunque yo prácticamente soy un anacoreta, un eremita, yo casi no salgo. vi en su espacio, entonces, decía, justo debajo de un bellísimo poema que habla del llanto de una niña, una foto. la foto, parece, fue sacada debajo del agua. en la foto hay dos personas pero entiendo, supongo, adivino, una de las dos personas, es usted. me impactó mucho, la foto, la genuina alegría de su rostro, su particular belleza. y además, se me dio por pensar que debajo del agua le debe a usted resultar bastante complicado hablar, de seguro escribir. ahí suma mucho.

*jorge! que nos vaya bien a todos.

*yoni bigud! quino, caloi, jorge corona, usted mismo, gente toda muy por encima de mis limitadísimas capacidades. a veces uno camina por las calles del microcentro, y siente, plenamente, de manera indubitable y unívoca, que todo, absolutamente todo, está mal. la gente que mira en la vidrieras de garbarino la repetición de argentina-holanda del 78 con genuino interés, como si kempes pudiera errar el gol 33 años después, los tecno coyas que tocan ‘chiquitita’ en versión quena electrónica, los ladrones que te observan con arácnido odio y ojos de reptil, los manteros que venden chombas lacoste con el cocodrilo bordado patas para arriba, el molemolismo en el lenguaje que nos muestra que la argentina se ha ido a la remierda para nunca más volver, en fin. pero aún así, de pronto, hay una mirada de alguien, una palabra, una sonrisa, un gesto, y uno siente que todavía tiene una oportunidad, que ese detalle quizás a uno lo salve, tal vez lo redima. en esta curiosa circunstancia, en esta particular ocasión, en medio de un por demás contundente maremoto de boludos, a mí me ha sucedido algo similar, con su comentario. me pareció que lo tenía que decir, por eso lo digo. un saludo.

*micocolemba! dijo un poeta (john keats), alguna vez, aquello de: una cosa bella es una alegría para siempre. agregaría yo, que hasta los perros abandonados necesitan una caricia de vez en cuando. usted ha tenido esa extraordinaria delicadeza, esa bellísima ternura, acá, conmigo.

 
At 11:09 a. m., Blogger Alelí said...

me alegro que le haya gustado el poema...y la foto, y nosotras que estábamos tan felices sin hablar, ni escribir, sin pensar. eso si que suma.

es lindo saber que de vez en cuando me visita y disfruta de su corta estadía.

un beso grande

 
At 11:09 a. m., Blogger Alelí said...

ahhhhh y el comentario para Yoni es genial! jajajaj me reí mucho pero mucho!!!

 
At 12:08 p. m., Blogger Brynhild said...

Este post le salió redondito, y ni hablar de los comentarios a los comentaristas.
Oiga, se nos enamoró de chica burbuja? Vaya a ver las últimas fotos entonces, es completa nuestra amiga.

 
At 9:57 p. m., Anonymous Ailen said...

Pero que manera de retratar la cruda realidad, con fantastica exactitud por cierto.. Sera que a la felicidad plena le sobran cuestionamientos de cualquier tipo? Algo tan basico pero tan dificil de conseguir, seran estrategias del mas alla para que sigamos en la ruedita?

 
At 2:55 a. m., Blogger Desfiltrada said...

Soy una "cricetina"! Tengo una esperanza de vida de 1.5 a 3 años y entro en celo cada 4 días! OH SIII...
Cómo me gusta mi esfera hueca de plástico transparente en la que puedo entrar y correr, sin peligro de extraviarme o ser pisadaaa!!!.

 

Publicar un comentario

<< Home