15.1.09

Razones antropomórficas

Un amigo nos invita, a varios de sus amigos, a tomar unas cervezas a su casa. Se ha mudado. Es una linda casa. Nos sentamos a recordar trivialidades de un pasado que todavía chispea en nuestras memorias. Es domingo.
–Miren, les quiero mostrar un video –dice mi amigo, el anfitrión.
Pone una película en su flamante televisor de pantalla gigante y tres milímetros de espesor. La película es una película pornográfica. En la película, una chica, rubia, bonita por cierto, tetas pequeñas, culo firme, con algo de un cansancio que opaca sus ojos, se dedica a fornicar con un burro. Para lo cual debe estimularlo, primero, utilizando sus manos y porqué no sus brazos, donde por un momento acuna la tremenda verga del animal como si fuera una criatura.
La rubia embebe la verga del burro en un aceite espeso que saca de un balde. Se frota contra la verga del animal, que es negra y del grosor del tronco de un árbol. La rubia se esmera, frota, abraza, lame. Luego, utilizando un simpático artilugio, una especie de tabla con rueditas como las que utilizan los mecánicos para trabajar debajo de un automóvil, y acostándose en idéntica posición, la rubia consigue colocarse debajo del burro, y se introduce en la vagina la verga del burro.
Esto es un decir, no es técnicamente exacto, ya que por razones antropomórficas alcanza a lograr su cometido, la penetración, en un dos o tres por ciento, no más.
En el rostro de la rubia se refleja claramente la dificultad operativa, más allá de toda simulación. La rubia mira a la cámara mientras empuja con ambas manos hacia adentro, aferrada al tronco del árbol de la naturaleza misma hecha garompa. El sudor brilla por encima de su labio superior. La escena es insostenible en el sentido exacto y literal del término.
La cámara enfoca entonces la cara del burro, que permanece impasible, temeroso, drogado tal vez, intentando descifrar qué se espera de él.
Y yo quisiera saber qué es lo peor: si la rubia, el camarógrafo, si el productor del film, el burro, yo.

6 Comments:

At 11:14 a. m., Blogger Yoni Bigud said...

Yo solo veo inocentes. No hay peor.

Un saludo.

 
At 3:19 p. m., Blogger Alelí said...

yo le pregunto: ¿usted, como la pasó?

 
At 12:31 a. m., Blogger La condesa sangrienta said...

Yo mirándolo a ud., al burro, al productor del film, al camarógrafo y a la rubia.
Eso es lo peor.

 
At 10:19 a. m., Blogger Caia said...

No me joda.. en serio usté tiene amigos?
Tuve una conocida que doblaba películas porno.. era políglota la chica..
Quién es peor.. los que lo miran?
Besito.

 
At 8:49 a. m., Blogger J. Hundred said...

*yoni bigud! ‘yo solo veo inocentes’ es una muy buena frase. un saludo

*alelí! yo tengo la curiosa facultad de pasarla bien en circunstancias de lo más atípicas.

*condesa! la curiosidad mató al gato, dijo el ratón.

*caia! una característica peculiar y distintiva de las agresiones gratuitas, es que son gratis.

*esto nos puede servir a todos, esto puede ayudar.
http://www.youtube.com/watch?v=xMrm7ZQ0aMA

 
At 10:30 a. m., Blogger Alelí said...

creo que es lo importante....que usted la pase bien...

 

Publicar un comentario

<< Home