12.8.16

Paréntesis creyente


Vi a Dios en los ojos de un bebé que miraba todo sin un solo concepto, la más pura presencia sin palabras.
Vi a Dios en una vagina apenas entreabierta, a la espera de aquello que la completa.
Vi a Dios en un plato de vermicelli tuco y pesto en el Pippo de la calle Montevideo, entre el queso rallado si sabías mirar, estaba el significado de la vida.
Vi a Dios a través de un vaso de whisky Johnnie Walker etiqueta verde y Dios era dulce y amargo a la vez y te daba una palmada sobre el hombro y te decía que todo iba a estar bien.
Vi a Dios en un perro que saltaba de la más pura alegría de verte y casi te hablaba con todo su perruno ser para decirte que estaba contento, sí, de verte a vos. A vos que jugabas a meterle la mano en la boca y tironearle de los dientes y por un momento él sabía, vos sabías también, que lo que estaban haciendo era la cosa más divertida del mundo.
Vi a Dios en el mar.
Vi a Dios en la pizza y en el café con leche y en la cerveza y en el vino y la vez que te abracé, que nos dimos ese beso. La vez que caminamos por la calle de la mano y la lluvia nos hacía compañía.
Así que es como dicen nomás, Dios está en todas las cosas.

7 Comments:

At 9:39 a. m., Blogger WOLF said...

Dios, o como sea que se llame eso (que nos completa, nos maravilla, nos sacia, nos da paz interior, nos reconcilia con la vida...), está disponible para quién lo busca y lo sabe atrapar... Como los pokemones.
Saludos

 
At 10:18 a. m., Blogger Juan Sebastián Olivieri said...

A veces, muy pocas veces, se da una extraordinaria coincidencia. Como la que presenciamos del simple pero profundo texto de Juan con la respuesta de WOLF.

Felicitaciones a ambos...porque Dios también está en el humor

 
At 11:12 p. m., Blogger El Demiurgo de Hurlingham said...

Lo poderoso de tu argumento es que hiciste una lista de las mejores cosas del mundo. Coincido bastante con esa lista.
Saludos.

 
At 11:21 p. m., Anonymous Anónimo said...

Después de la belleza, no hay nada más.

 
At 9:12 a. m., Blogger J. Hundred said...

*wolf! dijo el venerable ciego:
Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
qué Dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonía?

nos ponemos de pie, hacemos silencio. lo saludo.

*juan sebastián olivieri! lo que dijo wolf está muy bien, tal es su costumbre. yo quizás pude agregar que pueden venir, todos, en procesión, a chuparme bien las pokebolas. lo saludo.

*el demiurgo de hurlingham! si coincidimos, en líneas generales, con la lista, entonces estamos bastante bien. lo saludo.

*anónimo! una cosa bella es una alegría para siempre, dijo el poeta. el poeta soy yo, qué la duda (pero lo dijo keats, no jodamos).

 
At 11:56 a. m., Blogger Jorge Aureliano said...

* Encontré a Dios en un blog. Jajajaja ¡Qué placer encontrar estas lineas!

 
At 8:14 a. m., Blogger J. Hundred said...

*jorge aureliano! está más que claro, aunque nadie lo explica. no se trata de ver para creer, se trata de creer para ver. lo saludo.

 

Publicar un comentario

<< Home