12.5.16

Back to basics


Llegué del trabajo, debían ser las siete de la tarde, quizás un poco más. Llamé el ascensor, vino el ascensor. Subí. Se detuvo, el ascensor, en el quinto piso. Se abrieron las puertas. Ella empezó.
​–¡Claro no, claro! –Amenazó con dar un paso adelante, los puños apretados a la altura de la cintura, blancos los nudillos de tanto apretar, pura furia contenida. Dudé, por un instante, porque dar un paso para salir del ascensor implicaba chocarla, prácticamente.
​–¡Siempre lo mismo! –Casi escupía al hablar, saltaban de su boca chispitas de saliva– ¡Yo trabajando como una burra para que esté todo impecable, y el señor llega cuando quiere! ¡El señor se toma todo el tiempo del mundo!
Cruzó los brazos, chistó, un chistido de lechuza, y torció un poco la cabeza, como si quisiera dejar descansar la cabeza sobre un hombro levantado mientras esperaba las explicaciones que yo tuviera para darle, por inverosímiles que fueran.
​–¡Esto no da para más! ¡No puedo seguir así! –Se dio vuelta, como si supiera que no valía la pena hablar conmigo, que yo no podía cambiar–. Maldigo el día en que te conocí. Ese tipo te va a arruinar la vida, me dijo mi mamá. Viejita querida –alzó las manos en una plegaria hacia un cielo de yeso–. Tenías tanta razón.
​–Disculpe –dije, giré apenas, para poder cerrar la puerta del ascensor–. Yo soy su vecino, apenas la conozco.
​–Es verdad –dijo–, pero desde que vivo sola no tengo con quién pelearme. Necesito practicar.

8 Comments:

At 4:45 p. m., Blogger WOLF said...

A ella le dió por ahí.... Otras intentan matar la soledad con tipos que le dicen: "Que lindas piernas...!!! A que hora abren...???" Otros se la pasan en los bingos relojeando soledades ajenas... En fin, creo que tal vez, la soledad es menos amarga que los remedios para curarla...

 
At 5:12 p. m., Blogger Alma said...

muy gracioso! que ocurrencia hacer catarsis con un vecino! jeje

 
At 8:56 p. m., Blogger Dany said...

Yo viví tantos años solo......pero no quería pelearme con nadie....ni practicar....en realidad no quería ver a nadie. Abrazo

 
At 7:23 p. m., Blogger J. Hundred said...

*wolf! sí, cuando veo que para tener un mínimo grupo de pertenencia tendrías que estar dispuesto a correr maratones, pienso que pedir una grande napolitana en la continental sigue siendo un plan de lo más digno. lo saludo desde mi precario islote.

*alma! hacer catarsis, como tantas otras cosas, como coger, muchas veces es algo que se hace con lo que se tiene más a mano. la saludo.

*dany! el camino de la sabiduría siempre es solitario. y como dije alguna vez, las cosas importantes suceden en silencio. hace poco viajé en avión, a mi lado me tocó una chica muy bonita que se pasó unas buenas tres horas jugando al candy crush. tuve toda la intención de decirle ‘mirá, quizás si me hacés una paja la pasemos todos un poco mejor’. pero bueno, no se dio. lo saludo con admiración.

 
At 9:45 p. m., Blogger Bob Harris said...

Leí su texto y me acorde de un viejo chiste que dice:
Todos los días cuando llegués a tu casa le pones una cachetada a tu mujer, vos no sabes por que, ella si.
Después me di cuenta que el chiste, que es bastante malo, (el mío) se trata de siempre suponer que ella ha hecho alguna cagada, sin que importe cual... y ahí caí,la practica de la vecina de su relato no es con un inocente desconocido, sino con solo un desconocido, ya que, solo por una cuestión de géneros, lo cree culpable de algo, y así andamos!!.

Siempre muy bueno lo suyo
Abrazos

 
At 8:10 a. m., Blogger J. Hundred said...

*bob harris! permítame contarle un chiste a mi también. una madre acompaña a su hija adolescente en su primer visita al ginecólogo. luego de estar presente durante la revisación, la señora pide tener un aparte con el médico. ‘me deja usted preocupada’, dice la mujer, ‘porque usted dijo que a la nena se le pueden estar encogiendo los dos ovarios, y yo sé que todavía es muy jovencita, pero más adelante, cuando quiera tener hijos, formar una familia…’. ‘usted entendió mal, señora’, le dice el doctor, ‘lo que yo le dije es que a la nena se la deben estar cogiendo entre dos o varios’.
no, ya sé, el chiste no tiene nada que ver con nada. pero yo tengo la vida social de un hipopótamo en el zoológico, y muchas veces no tengo con quien compartir las cosas que me divierten a mí. lo abrazo.

 
At 11:39 a. m., Blogger Juan Sebastián Olivieri said...

Juan, venite un día, conversamos, compartimos las cosas que a mí también me hacen gracia. Tengo un Laphroaig que espera un ocasión que lo justifique.
Bob harris, usted también está invitado.

Me alegraron el día!

 
At 8:08 a. m., Blogger J. Hundred said...

*juan sebastián olivieri! usted bien sabe, usted no puede ignorar, que un laphroaig está muy por encima de lo que podríamos denominar el coito, la fornienda. me estoy refiriendo, como heterosexual, mamífero mediano (quizás más que mediano), adulto, quiero decir que es mejor que coger. el tema sería que si usted está, por ejemplo, en gelly obes y copérnico, me parece un excelente lugar para tomar un wiscardo y mirar por alguna ventana, puedo llevar unos puros. ahora, si usted me dice que vive no sé, en la punilla, bueno. exige algo más de logística. en cualquier caso, lo saludo con afecto.

 

Publicar un comentario

<< Home