24.4.16

Presencia consciente


–El vehículo es el cuerpo pero no somos el cuerpo –dije–. Es ridículo que estemos todos tan confundidos. Cómo es posible que la gente crea que sos eso que ves, como si pensaran que son la casa donde viven. Igual igual, vivís en tu casa, pero no sos tu casa. De paso, fijate nomás que te podrían cortar, no sé, un dedo o una oreja, y seguirías siendo. Eso debiera bastar, digo, para dejar en claro que no somos el cuerpo. El cuerpo es una máquina, compleja desde ya, por cierto, pero no mucho más que un aparato psicosomático.
–Y no somos la mente –dije–. No podemos ser la mente, aunque aquí la trampa es infinitamente más sutil. De hecho la mente no existe, y eso es toda una revelación. La mente no es un objeto, es una acción. Lo saben los hindúes desde hace cinco mil años, no sé por qué carajo no te lo explican en la escuela primaria. La mente no es mucho más que un puñado de pensamientos. ¿Dónde está la mente? Sin pensamientos no hay mente.
–Hay algo más –dije–. Yo te diría que somos presencia consciente. Eso que hace que el cuerpo tenga sensaciones, y la mente pensamientos. Una suerte de ‘sensación de ser’, de ‘yosoidad’, somos un ‘soy’ sin ‘yo’, es lo más cerca que vas a estar con palabras aunque las palabras no alcanzan a tocarlo. Cómo podrías definir lo ilimitado cuando usás una herramienta limitada para definirlo. El lenguaje no es más que un instrumento de la mente.
–Bueno, Juan –dijo ella, y se quitó el pelo de la cara– ¿Vas a acabar o no? Me la pusiste y de repente te quedaste quieto y empezaste a decir todas estas boludeces. Tampoco puedo aguantar con las piernas arriba media hora, me acalambro.

6 Comments:

At 10:28 a. m., Blogger El Demiurgo de Hurlingham said...

Una reacción muy sensata la de ella. Era el momento más inoportuno para plantear que no somos el cuerpo, sólo lo habitamos.
Y soy el mismo Demiurgo de siempre, pero no se me ocurre nada para citar.

 
At 8:07 a. m., Blogger J. Hundred said...

*el demiurgo de hurlingham! como dice el refrán: entre demiurgos no nos vamos a tomar el campari. quiero decir que me extraña un poco, debió citar el bhagavad gita.

 
At 4:00 p. m., Blogger Bob Harris said...

Hace rato que no andaba por acá y con lo de hoy me surge que es raro hacerse esas preguntas justo cuando la estas poniendo, que en el único momento donde las preguntas carecen de importancia (que ya a esta altura deberíamos saber que cuando no preguntamos es el único momento que mas o menos tenemos algo claro).
Pero como siempre es un placer leerlo

 
At 8:35 a. m., Blogger J. Hundred said...

*bob harris! yo diría que usted tiene razón. y me permitiría agregar que las cosas importantes suceden en silencio. es bueno saber de usted.

 
At 9:14 p. m., Blogger Dany said...

Buena idea para combatir la eyaculación precoz.!
Abrazo Juan!

 
At 9:43 a. m., Blogger J. Hundred said...

*dany! siii. a mí de chico me habían dicho que, para no eyacular como un embravecido babuino antes de los cincuenta y siete segundos, bueno, tratara de pensar en cosas horribles. nadie me avisó, fui descubriendo sobre la marcha como tantas cosas en esta vida, que coger con mujeres horribles también acomoda esa cuestión. lo abrazo, somos gorilas en la niebla.

 

Publicar un comentario

<< Home