15.9.10

Hundred Presidente

Si yo fuera presidente estarían prohibidos los productos dietéticos. Prefiero que te mueras de gorda, y no de pena.
Si yo fuera presidente los corredores de maratón podrían recibir similares penas a las de quienes cometan un homicidio, tendrían que ir a juicio y explicar muy bien por qué corrieron.
Si yo fuera presidente las personas mayores de sesenta años podrían presentarse en cualquier Farmacity y solicitar un vaso de vino tinto, con sólo mostrar el documento.
Si yo fuera presidente uno podría requerir a cualquier cajera del supermercado que lo masturbe mientras espera que le cobren su compra. El supermercado estaría obligado a capacitar a las cajeras para que den el servicio con cortesía no exenta de pericia.
Si yo fuera presidente se colocarían cintas transportadoras, como las de los aeropuertos, para desplazarse por las calles del centro. Existirían carriles con distintas velocidades de traslado.
Si yo fuera presidente a quien toca bocina se le cortaría una teta, o un huevo, según el caso. Después de dos bocinazos, se estima que la persona alcanzaría a percibir que quizás no tiene tanto apuro.
Si yo fuera presidente estaría terminantemente prohibido la utilización de los teléfonos celulares en la modalidad altavoz, manos libres, handy abierto, o como corneta se llame. Esa conversación no existe, por que no tenés nada para decir, ni vos ni el que está del otro lado, pelotudo.
Si yo fuera presidente todo el mundo estaría obligado a tener un animal doméstico (perros y gatos, básicamente, para tener un hámster o una tortuga, una boa o un loro, un par de pescaditos, da lo mismo que te hagas otro tatuaje).
Si yo fuera presidente no existiría la doble escolaridad en los colegios ni públicos ni privados, y la jornada laboral tendría una duración máxima de 6 (seis) horas. La ley apuntaría a reforzar el tan ancestral como purificador hábito de contar con el tiempo necesario, desde la más tierna infancia, para rascarse las pelotas.
Si yo fuera presidente existiría un impuesto a la tristeza. Un impuesto que debería pagar la gente que está triste. Puede que eso consiga alegrarlos.
Si yo fuera presidente meter las patitas en el mar sería parte de cualquier tratamiento psiquiátrico.

16 Comments:

At 3:08 p. m., Blogger Jazmin said...

Tendría que presenta a alguien a quien yo deteste demasiado como vice, para que no lo vote, Hundred.

Lo de las patitas en el mar... tiene rango constitucional en mi pirámide.

 
At 3:09 p. m., Blogger Jazmin said...

Me comí una letra.

La R.

 
At 10:22 p. m., Blogger Maco said...

Y yo que me preocupaba porque es la primera vez que tengo que votar. Me solucionaste todos los problemas de ciudadana.

 
At 3:13 p. m., Anonymous Jay Jay Okocha said...

No sé muy bien como caí acá, pero lo de las cajeras que pajean garpa

 
At 6:06 p. m., Anonymous Mar said...

Perdón ¿en qué lista se presenta?

 
At 8:08 p. m., Blogger Yoni Bigud said...

Si usted fuera presidente lo derrocarían o lo asesinarían del modo más cruel. Es el destino de los más grandes.

Un saludo.

 
At 11:00 p. m., Blogger sergio said...

Ya que estamos agregue un día mas al fin de semana.

 
At 8:20 a. m., Blogger J. Hundred said...

*jazmin! quizás se aplica en esta precaria ocasión una frase que yo solía decir, en circunstancias para nada similares, a personas que muy probablemente ya he olvidado. qué? la frase? ah, sí, la frase. ves que cuando querés, podés?, esa era la frase. y después, casi inmediatamente, agregaba: lo que pasa es que no querés casi nunca.

*jazmin! en esta inverosímil oportunidad, usted se ha ganado el derecho a comerse la letra que más le guste.

*maco! en ámbitos que me costaría detallar, soy conocido como el ‘solver’. en otros ámbitos me dicen juan.

*jay jay okocha! jugador.

*mar! me extraña, la lista 100.

*yoni bigud! cuando yo sea presidente habrá un ministerio para usted, sólo por haber tenido la cortesía de leerme cuando yo no era nada. no, todavía no sé exactamente cuál sería ese ministerio, ni en qué consistirían sus funciones. lo que le puedo asegurar es que en ese ministerio será obligatorio para el personal femenino el uso de minifaldas. un saludo.

*sergio! claro, cómo no: ‘si yo fuera presidente la semana pasaría a tener la siguiente composición: martes, miércoles, jueves, viernes, sábado, domingo, domingo. a quien preguntara qué pasa con el lunes, se lo haría trabajar un domingo, justamente, por preguntar’.

 
At 3:43 p. m., Anonymous Caia said...

Me compró ya con lo de gorda, me dió un pretexto para seguir así. Encima me convenció que no corra más maratones, bien ahí, las detesto.
Se acuerda de la propaganda de Quilmes del día Osvaldo?
Baci.

 
At 3:46 p. m., Anonymous Caia said...

ah, si saca el item de tener mascota lo voto. Tuve hamster pero se murió, y los demás me dan alergia, una tortuga quizás?

 
At 10:24 p. m., Blogger Mr. Verbal Kint said...

Con apenas un puñado de esas promesas, usted ya tiene asegurado mi voto. Pero cualquier idealista sabe que en el fondo no es más que autoritario por lo que poco importarle la voluntad popular, nada más (ni nada menos) que como otro simple medio para acceder al poder.
No me quedan dudas que usted sería un déspota de antología, un dictador de los que llenan páginas en los manuales de historia. Los motes de "benevolente" o "sanguinario" vendrán después, y dependerán en gran medida del lado del mostrador en que esté el sujeto, si del paciente mental al que le permitieron fundirse por unos segundos en el vasto mar, o del eunuco que acostumbraba a tocarse demasiado las bolas y la bocina.
Saludos.

 
At 1:39 a. m., Blogger la niña z said...

Lo voto hasta la muerte, Hundred, y me muero gorda, nunca triste.

Como corolario al decreto de tener mascotas, yo sugiero sumar la indicación de hablarles. Aunque sea un hola al llegar a casa, mire con qué poco me conformo.

 
At 10:11 a. m., Blogger J. Hundred said...

*caia! se le atribuye al principito aquello de ‘lo esencial es invisible a los ojos’. algo debe haber debajo de toda esa grasa, no se desanime.

*caia!

*mr. verbal kint! está claro que sería un tirano, pero, como siempre, como me suele pasar en prácticamente cualquier cosa que haga o diga, sería un tirano con toda la onda.

*la niña z! mire, a veces voy a visitar a un amigo que tiene una gata que se llama m. la gata se para arriba de la mesa, por ejemplo, y me mira. yo la miro. pasados unos tres minutos, me doy cuenta que la gata y yo tenemos una relación más intensa que la que he tenido con algunas chicas con las que he salido (all in). ah, me olvidaba, no te mueras nunca.

 
At 4:43 p. m., Anonymous Caia said...

Ayer fui al super chino y había un perro parado en la puerta. Lo miré, me miró, lo miré, me miró.. Casi le digo "Hundred!!!" Lindos ojos tenía, por cierto.
Guau! y 14 diría Yoni.

 
At 1:08 p. m., Anonymous Anónimo said...

yo lo sigo, no me defraude! Y aplico para la capacitaciòn de cajeras, ad honorem.

 
At 10:07 p. m., Blogger Alelí said...

bueno lo único objetable es su desenfrenada masculiniadad, en ningún lugar habla de cajeros masturbadores...eso le quita votos o aunque más no sea un debate amplio.

queda casi votado, digamos...

en dónde ud. nos estaría engatusando (dónde está escondiendo al gato)????

 

Publicar un comentario

<< Home