11.6.05

Porque no puedo parar de ser yo mismo

La gente insiste en viajar, con la vana esperanza de perderse a sí mismos en algún aeropuerto para descubrir, al llegar a destino, que se han transformado en otros. Lamento ser yo portador de tan pésimas noticias, pero uno es el mismo imbécil en Oslo que en la Paternal.