26.12.04

La mitad

El ser humano del sexo masculino en edad adulta, suele cuestionarse si ha llegado a la mitad de su vida. Los cuestionamientos en tal sentido suelen aflorar a los cuarenta años, por poner un número. Las dudas pueden tener lugar cinco años antes, o cinco años después, según el caso.
El tema suele generar algunos síntomas de depresión; debates respecto al avance de la medicina y su más que directo impacto sobre las expectativas de vida; tristeza general tanto por cosas que se han hecho como por las cosas que no se han hecho. Susto. Esperanza. Resignación. Duda.
Con el único ánimo de aportar al debate, deseo remarcar que cuando surgen las mencionadas cuestiones respecto a la mitad de la vida, es precisamente y en todos los casos, sin excepción, cuando la mejor mitad ya pasó.