28.6.17

No es un consejo


Todos creemos que algo va a cambiar, que nuestra mala suerte va a terminar en cualquier momento, lo malo no puede durar para siempre.
Ese ridículo matrimonio con esa mujer mala y absurda, ese trabajo mal pago y anodino, ese dolor de cintura que te espera para abrazarte cada mañana ni bien intentes ponerte de pie, ese viaje en subte como si estuvieras yendo al mismísimo centro de la tierra rodeado de primitivas criaturas, esa cola en el supermercado mientras la cajera bosteza y le podés ver entre los dientes un pedacito de lechuga, esa cabina de peaje, esa mancha de tuco, ese neumático desinflado, esas vacaciones en una playa llena de aguavivas.
Pero no. No funciona así. Lo malo no se termina nunca. Vas a seguir siendo vos, vas a seguir haciendo más o menos lo que estás haciendo. Todo va a seguir siendo igual porque para cambiar tendrías que ser otro pero no podés ser otro porque sos vos, siempre lo mismo.
Lo que sí podés hacer es abrazar tu desgracia, tu horrenda cotidianeidad, tu insípida vida. Abrazarla como si fuera una novia que tuviste a los once años y con la que bailaste el lento más dulce del mundo (*) y nunca más la volviste a ver. Hola qué tal cómo te va tanto tiempo qué alegría. Y entonces, cuando dejes de soñar con cambiar, cuando le des la bienvenida al repugnante ser que te habita. Entonces puede que la vida se vuelva más amable, entonces sí.

(*) el lento era ‘all out of love’ the air supply
https://www.youtube.com/watch?v=JWdZEumNRmI

10 Comments:

At 8:24 a. m., Blogger f said...

dame plata, no me des consejos...

 
At 8:24 a. m., Blogger f said...

dame conejos, así los escabecho

 
At 8:25 a. m., Blogger f said...

nosotros ya estamos escabechados...

 
At 7:09 p. m., Blogger Jorge Aureliano said...

Juan, geniO: Usted ha escrito en esta entrada el mejor de los textos que he leído en su blog. Calificarlo de esta manera es puramente personal, siempre vi la vida como describe en el ultimo párrafo, pero jamás la pude escribir. Por eso el favoritismo a esta entrada. Leí en este blog entradas que me han dejado pasmado y otras me han hecho reír a carcajadas.
La primera vez que lo leí fue en una sala de espera que tenia de demora 4 horas, fue con "son situaciones", esa donde la mina se caga en el ascensor. Tendrían que haberme visto (Usted y los otros que pasean por aquí) reírme aquel día ante la mirada de absorta de los compañeros de espera, y tendrían que verme ahora mientras lo aplaudo de pie... CLAP! CLAP! CLAP!

 
At 9:17 p. m., Blogger Dany said...

Me abrazo a lo que soy, definitivamente. Otro abrazo para ud.

 
At 8:33 a. m., Blogger J. Hundred said...

*f! consejos vendo y para mí no tengo, solía decir mi padre. lo saludo.

*f!

*f!

*jorge aureliano! uhh! hasta un perro de la calle necesita cada tanto una caricia. quizás usted no sabe, no puede saber, lo bien que me hicieron sus palabras. lo abrazo y le agradezco.

*dany! hace muchos años escribí un libro de poemas titulado ‘a vos nunca te abrazaron así’. lo abrazo como puedo, como me sale.

 
At 12:57 p. m., Blogger WOLF said...

Aplaudo de pie.... Como Jorge Aureliano, en sintonía con él digamos.
Gracias Juan

 
At 8:58 a. m., Blogger J. Hundred said...

*wolf! graciavó.

 
At 1:10 p. m., Blogger Frodo said...

Me sumo al aplauso de Jorge Aureliano y Wolf.
Ud es un genio, tan grande que no puedo decirle al Demiurgo que pase a defenestrarlo. En algo me hizo acordar al cuento "Deshoras" de Cortazar

Lo abrazo!

 
At 8:18 a. m., Blogger J. Hundred said...

*frodo! algo excesivo de su parte. también podemos haber alcanzado una fase, por decirlo de algún modo, final. donde usted y algunos otros directamente vienen a pedirme dinero porque quieren poner una panchería boutique en palermo. pasa en las mejores familias. lo abrazo.

 

Publicar un comentario

<< Home