21.12.16

Hacia la luz


Lo que tenés que hacer es agarrar una piedrita. Una piedra chiquita, está lleno por la calle, o vas a un parque. Y a la mañana cuando te vestís para ir a trabajar, ponés la piedrita en el zapato. Y después ponés el pie, en el zapato. Encima de la piedrita, claro.
O te cortás las uñas. Y agarrás un pedacito de uña. Y te ponés, la uña, entre dos dientes, vas a ver que entra perfectamente. Yo suelo hacerlo entre los dos dientes frontales, de abajo. Pero podés usar dos dientes de arriba, cualquier par de dientes, seguro tenés dos dientes.
Si te animás podés usar una chinche. Una de esas chinches doradas que se usaban en la escuela primaria para hacer manualidades, algún trabajo práctico. Te clavás, la chinche, en el culo, en una nalga, o en una pantorrilla, o en un muslo. Vas a sentir el pinchazo, claro, y sale sangre pero muy poquito. Dejás la chinche clavada, en la panza o en un brazo, te pegás una curita encima.
Y te vas a trabajar. A hacer cualquier cosa que sea lo que venís haciendo con tu vida.
Cuando volvés, a la tarde o a la nochecita, te sacás la chinche, o el pedacito de uña que tenés entre los dientes, o la piedrita del zapato.
Y sí, tu vida sigue siendo un asco. Seguís siendo, vos, más o menos el mismo imbécil de siempre. Pero te vas a sentir un poquito mejor, de eso se trata.

6 Comments:

At 3:28 p. m., Blogger El Demiurgo de Hurlingham said...

O sea que para sentirse mejor hay deliberadamente pasar por algo molesto. Para tener un alivio cuando eso pase.

 
At 8:53 a. m., Blogger J. Hundred said...

*el demiurgo de hurlingham! la clave para sentirse mejor es sentirse mejor. 1saludo.

 
At 8:12 p. m., Blogger Bob Harris said...

La uña entre los dientes, sin ser doloroso es una molestia permanente que molesta la percepción que hace que todo nos rompa las pelotas, igual que el smog el ruido y el calor.
La piedra en el zapato te jode si te movés, mientras estas quietito, y no haces nada, la sentís que esta ahí pero se soporta, La cosa es si haces algo, si te moves, si caminas!, siguiendo mi búsqueda de analogías es quien ante tu acción muestra lo estúpido, lo inútil, lo ridículo de tu proceder y por extención lo estúpido que sos, casi casi como alguna esposa que conozco o he conocido (soy hombre y por eso hablo de esposas pero, en caso de corresponder esposos es igual).
La chinche (ya que dio opciones, la imaginé clavada en el escroto) ahí no hay que explicar mucho, ese dolor permanente, agudo, punzante no son otra cosa que la sartenada pelotudos que nos toca cruzar y sufrir todos los días.
Llegar a tu casa, tener ese momento de soledad, tomar un whisky, esa cerveza bien fría, o algo de aquello que nos esta prohibido pero nos pone un poco mejor se hace necesario para mañana poder volver a soportar un poco la uña, la piedra y la chinche.
Siempre muy bueno lo suyo
Abraso

 
At 8:34 a. m., Blogger J. Hundred said...

*bob harris! el señor sartre dijo aquello de ‘el infierno son los demás’. pero su chinche en el escroto como representación de la cotidianeidad de pelotudos, bueno. ayuda muchísimo en el camino de la comprensión. 1abrazo.

 
At 9:45 p. m., Blogger Dany said...

Desde hace tiempo, vengo probando lo de la uña. Mi lengua recuerda a cada instante esa molesta presencia........juego con esa molestia. Sufro, un poco, no exageremos. Me saco la uña que ya está en las encías........y si, voy hacia la luz. Abrazo Juan

 
At 9:02 a. m., Blogger J. Hundred said...

*dany! a veces vamos hacia la luz, a veces vamos al chino a comprar queso rallado. la vida de los genios está llena de esas cosas. lo abrazo.

 

Publicar un comentario

<< Home