11.9.05

La soledad: aproximaciones

Cuando vivís solo, si no hay queso rallado para los ravioles, la culpa es tuya.

3 Comments:

At 7:19 a. m., Anonymous Anónimo said...

Hi there, just jumping around the blogs looking for some ideas to improve my blog and landed on yours. I like the way you have laid it out. It has given me some good ideas, thanks. My blog isn’t up to much but I have a really good positive affirmations site. (It helps people achieve their Dreams). Check it out if you get the time :-) Anyway keep up the good work and I’ll try and get back here soon. Have a really good day.

 
At 9:46 a. m., Anonymous Anónimo said...

esa es una gran verdad, vio que uno cada tanto tiene una cajita salvadora de ravioles, y sueña con esos sobrecitos sobrantes de algún delivery, pero a las 11 de la noche se da cuenta que esto es sólo un espejismo...

 
At 1:21 p. m., Anonymous Anónimo said...

Tal vez sea momento de un cambio drástico
O deja de comer ravioles con queso, lo cual favorecería a su dieta (de postre deberías estar corriendo en la maratón de hoy con mucha agüita mineral, shorcitos a pesar del frio y cara de juventud impetuosa algo deteriorada por el paso de los años)
O busca alguien a quien echarle la culpa...
Mejor comé sin queso. Menos problemas y mas espacio en el lecho

 

Publicar un comentario

<< Home