5.2.05

En las fiestas hay comida

La chica me comentaba su nutrida vida social como un síntoma de distinción.
Es más, me dijo, yo no soporto estar sola ni un segundo.
Le agradezco la franqueza, respondí, porque generalmente es uno mismo quien más se conoce. Si usted no se soporta, yo no debo molestarme ni siquiera en intentarlo.

1 Comments:

At 12:03 a. m., Blogger Alelí said...

sabia deducción...

 

Publicar un comentario

<< Home