29.1.05

El otro

Es curioso, pero quienes me cuestionan mi fracaso personal, no parecen en absoluto dispuestos a cuestionarse el éxito propio.