29.9.04

Alumnos y maestros treinta años después

Aún a riesgo de ser taxativo, profesor, le confieso que en sus clases jamás entendí ni una goma.

1 Comments:

At 7:25 p. m., Blogger Paula Irupé Salmoiraghi said...

Mis estudiantes dirían: jamás entendí una poronga.

 

Publicar un comentario

<< Home