20.1.20

Es divertido


No, la gente que fracasó no es divertida, la gente que fracasó no me divierte. Siento una profunda pena cada vez que veo a alguien derramado sobre la mesa de un bar, pegoteado de tantos pero tantos sueños rotos. Y empatía también, como si hubiéramos jugado juntos en el mismo equipo un partido a algo, de algo, contra la vida. Y la vida nos hubiera ganado por afano desde ya. Yo soy uno de ellos.
Lo divertido es cuando ves a alguien que llegó más o menos adonde quería llegar. Hombres con cargos ejecutivos que manejan autos importados y van en avión de acá para allá para tener reuniones de veinte minutos, o mujeres que se casaron y tuvieron hijos y bajan a la calle con sus bebés, salen de torres de cincuenta y siete pisos de puro vidrio donde además de vivir tienen gimnasio y pileta y terraza para tomar sol y para pensar en tirarse cuantas veces quieran.
Lo divertido es ver a alguien que está más o menos adonde quería estar. Y está indignado o fastidiada porque no puede ser cómo están las cosas en el universo en general o en el país o en su vida en particular, es más o menos lo mismo. Vos no sabés lo difícil que es estar donde yo estoy, el esfuerzo que implica ser lo que soy, mantener este departamento de cuatrocientos metros limpio o manejar seiscientos veinticuatro empleados, vigilar que la cocinera no te abra la heladera y se lleve dos fetas de jamón cocido adentro del corpiño, tener que jugar un partido de golf de cinco horas con el gerente regional que encima te quiere ganar, con lo fuerte que está el sol.
Lo divertido en realidad es cuando alguien descubre que las cosas no son como pensaba. Porque cuando fracasás lo que sentís, lo que entendés con todo el cuerpo podríamos decir, es que las cosas no te salieron y eso es tan triste. Pero cuando te salió lo que querías sentís que te engañaron, que el espectáculo no valía el precio de la entrada. Y todavía no termina, te falta volver a casa además.

4 Comments:

At 6:42 p.m., Blogger Jorge Aureliano said...

Yo juego de su equipo. Lo saludo, gustoso como siempre.

 
At 9:42 a.m., Blogger Frodo said...

Lo divertido es poner una cosa donde no va. Al menos eso decía el finado Arturo Schopenhauer, sin la mínima sonrisa.

Lo abrazo.

 
At 5:04 p.m., Blogger José A. García said...

Cuando llegamos a tener la posibilidad de cambiar las reglas nos damos cuenta que ya no nos importa.

Saludos,

J.

 
At 9:47 a.m., Blogger J. Hundred said...

*jorge aureliano! tantas veces creí que me había tocado jugar solo. quiero decir, un placer saberlo. lo saludo.

*frodo! acá hubo una vez, en mar del plata, dónde sino, una obra de teatro que algún idóneo tituló ‘más pina que la galluta’. schopenhauer hubiera tenido problemas para soportar eso. lo saludo, este año me parece que es más para saludar que para abrazar.

*josé a. garcía! gone gone gone to the other shore, arriving at the other shore, on having never left. lo leí y me gusto, no significa que lo haya entendido. lo saludo.

 

Publicar un comentario

<< Home