30.11.19

La película


Mirá, la verdad que la película no era buena. La película no me pareció gran cosa. Actúa ese tipo que es el galán del momento, no, ese no, pará, no me sale el nombre. Uno que actúa en esa película donde hace de chofer, el tipo es un piloto profesional y trabaja en sus ratos libres para distintas bandas de ladrones. Él maneja, nada más. Y después, el resto de los días trabaja en un taller, sigue con su vida normal. Habla poco, pone carita de estar pensando, aunque quizás no está pensando nada, pero tiene esa carita de ser lindo pero profundo a la vez. Las minas se pishan encima cuando lo ven.
Pero acá no. Acá el tipo es el jefe de una banda que asalta bancos. Debe ser que ya se hicieron demasiadas películas de asaltos de bancos. El tema está como exprimido.
Planean el asalto al banco, con otros cuatro, no, cinco, y algo sale mal. Viste que siempre hay algo que sale mal. Porque uno de los tipos se cogía a la mujer de otro de los tipos y ese otro lo sabe, es el más débil de la banda pero lo sabe. Lo sabe y se la tiene que bancar porque tiene mil quilombos de guita, además de los quilombos con su mujer.
Entonces planean ese asalto. Y hay un comisario local que conoce a uno de la cárcel y lo ve en un bar tomado café. Desayunando. Y el comisario local sabe que si el tipo está ahí es porque se están por afanar un banco aunque el tipo ponga carita de estar de vuelta de todo, de no querer más problemas. Ha vuelto al pueblo a ver a su hija, su única hija que vive con su ex mujer y nada más.
Así que llega el día del asalto, y como te dije algo sale mal. Y todo indica que fue por una viveza del comisario del pueblo pero no, hay una escena y en realidad todo te hace pensar que el comisario mató a uno, no al galán. Pero después te muestran que lo mató el débil, que aprovecha la situación para matar al tipo que se cogía a su mujer. Prefiere vengarse antes que levantar un bolso y escapar con el resto del botín. Después el comisario, herido y todo, chorreando sangre de la panza sale y sigue tirando mientras dos de los cinco escapan y se pierden en la ruta. El más débil prefirió ser atrapado pero vengarse del que se estaba cogiendo a su mujer.
Pero la película no es buena. Le falta verosimilitud para poder convertirse en un drama humano. Y le falta un mejor cierre para ser una película de ladrones de bancos. Se queda a mitad de camino, como si el director no terminara de decidirse. No va.
–Pero qué decís –Romina termina su jugo de naranja, vuelve a dejar, con cuidado, el alto vaso sobre la mesa–. Si la película es una película iraní. De un pueblito donde no hay agua. Los sacrificios de la madre para conseguir agua para sus hijos. La escena donde la madre se ofrece al policía para poder llenar su balde con agua. Y el hombre le vuelve a subir el chador o como se diga. Ahí lloré de verdad.
–Pero.
–Te quedaste dormido, Juan –se ríe, Romina–. Te quedaste dormido desde la propaganda de celulares. La gente te chistó en un momento pero vos nada. No parabas de roncar.
–Bueno, puede ser –dije–. Mis sueños últimamente también son poco entretenidos. Igual que cuando estoy despierto, no te voy a mentir, mi vida es de una bajísima calidad.

5 Comments:

At 9:51 a.m., Blogger Frodo said...

¿No cabe la posibilidad de que Romina sea la que soñó con esa pobre madre iraní?
Seguramente el Dr. Freud va a encontrar alguna significación a ese balde, a ese policía...

Lo abrazo desde lo más profundo de mi pelotudez

 
At 9:51 a.m., Blogger El Demiurgo de Hurlingham said...

No está mal la calidad de la vida.
Estabas con una mujer que no te retó por quedarte dormido durante la película. Y además roncar. Se lo tomó bien.
Y soñaste una película que seguramente es mejor que la que se proyecto. Y creo que a Romina le gustó más la reseña onírica que la película verdadera.

 
At 7:26 p.m., Blogger José A. García said...

¿La moda del cine iraní no fue en el 2005 o por ahí?

Nunca vi ninguna de esas películas, por suerte.

Saludos,

J.

 
At 8:53 a.m., Blogger J. Hundred said...

*frodo! ojo que freud también dijo ‘a veces un cigarro es tan solo un cigarro’. y se comió un bizcocho, lo abrazo.

*el demiurgo de hurlingham! durante mucho tiempo mi vida me hacía acordar a, cuando siendo pequeño, mi madre nos llevaba a munro para comprar ropa de segunda selección. pero después uno crece y se da cuenta que las primeras marcas tampoco son gran cosa. lo saludo con resquemor.

*josé a. garcía! es probable que esa moda sea del 2005. muchas y muchos y muches trataban de hacerse los profundos yendo a ver esos bodrios inimaginables. para ser lo más inclusivo posible, lo que tengo para decir es que la gente es muy pelotuda, independientemente si te gusta cogerte a tu prima o al enano polvorita. lo abrazo.

 
At 2:33 a.m., Anonymous Anónimo said...

-¡Tres empanadas!-
-¡Que miseria!-
Luis Brandoni
Actor
Alberto Baru

 

Publicar un comentario

<< Home