30.7.21

Escritor frustrado


Cogíamos los jueves, con Vanesa. A veces llegaba yo de traje, gastado por todo un día de reuniones, gritando por el teléfono celular. ‘¡Antes que abra Japón pónganse a comprar todo lo que puedan!’, o ‘Mirá, viajamos el martes, cerramos el trato en Dubai y nos volvemos’. Ella había preparado algo de comer y yo devoraba mi plato en dos bocados después de cogerla contra una puerta, medio vestida. Otras veces caía con lentes oscuros aunque fuera de noche, pantalón ajustado, remerita. Le decía ‘no sabés, parece que al final vamos a ser teloneros de los parcels, vienen en junio’. Me tomaba una raya de una cocaína buenísima y la hacía chuparme la pija en la terraza muy despacio, bajo una fina llovizna. O caía con ropa deportiva, transpirado, y le decía ‘no puedo más, nos están haciendo entrenar en doble turno. Se desmayó uno en medio del partido’. Me iba a dormir sin tocarla hasta el día siguiente de lo fundido que estaba.
Un día Vanesa, ni bien pasé la puerta, se animó a preguntarme.
–Mirá Juan, a mí me divierte el acting que hacés. Cuando te hacés el rockero o el ejecutivo, hasta venís con un casco de moto a veces, pero después te veo por el balcón que te vas caminando a tomar un taxi con el casco en la mano. Por qué no venís como sos, no sé, no inventes nada. Tranquilo.
–Lo que pasa es que lo que me divierte es imaginar que soy otro –dije–. Si me acuerdo que soy yo, venir a coger con vos me parecería la cosa más aburrida del mundo. La verdad, ni te hablaría.

8 Comments:

At 8:07 a. m., Blogger Alberto Arenas said...

...y en muchas ocasiones tenemos la imperiosa, la contundente necesidad de ser otro. Quien no ha fantaseado con eso, seguramente se ha sumergido en las turbias aguas de la resignación. Ya lo dijo el Maestro:
-"Queria vivir todas las vidas, y estaba condenado a transitar solamente por una"
Un placer volver a visitarlo Hundred, abrazo grande.

 
At 8:18 a. m., Blogger J. Hundred said...

*alberto arenas! siempre quise ser otro, para poder admirar a un tipo como yo. es un chiste, son las cosas que me hacen gracia a mí. es bueno saber de usted, y lo saludo.

 
At 4:44 p. m., Blogger El Demiurgo de Hurlingham said...

Opino que la culpa es de Vanesa, por verlo cuando se va. Cuando es algo que se podría omitir. Como mirar detrás de escena, para descubrir los secretos de un mago y desilusionarse.
Saludos.

 
At 8:37 a. m., Blogger J. Hundred said...

*el demiurgo de hurlingham! usted sabe lo que me fastidia coincidir con usted, pero sí. la gente que elige descubrir los trucos del mago en lugar de disfrutar la magia, esos seres me repugnan de particular manera. lo saludo.

 
At 6:12 p. m., Blogger José A. García said...

Te entiendo, Juan.

 
At 9:05 a. m., Blogger J. Hundred said...

*josé a. garcía! y sí. saludos.

 
At 8:23 p. m., Blogger Frodo said...

Siempre que veo alguien con el casco en la mano, caminando, me pregunto por qué.
Gracias.

 
At 11:00 a. m., Blogger J. Hundred said...

*frodo! soy de la opinión que la gente es muy pelotuda. los que andan en moto simplemente son pelotudos más rápido. saludos.

 

Publicar un comentario

<< Home