24.4.14

Ahora


Ahora te dicen que no comas carne. Que te hagas vegetariano, o mejor aún, vegano. Crudívoro, si podés. Porque si comés carne, si te comés un churrasco o una milanesa, se te pega la angustia del animal cuando lo mataron, el susto de la vaca por no poder despedirse de su familia, la frustración del chancho de no haber podido llevar  sus hijos a Disney, la tristeza del pollo por no poder seguir vivo y competir en el Tour de France para pollos, se te pega todo lo malo.
Ahora te explican en cualquier programa de televisión que si le ponés un sobrecito de azúcar al café con leche sos Mengele, el azúcar es Satán, Belcebú, Lucifer. El azúcar es el demonio.
Ahora te hacen entender que ni se te ocurra ponerle sal al agua donde vas a hacerte los fideos Don Vicente. Si precisás condimentar la ensalada, la lechuga, los tomates, si te gusta la sal, tendrías que usar sal dietética, sal light, sal desalificada, desalada, desalinizada, sal sin sal es mejor todavía. Si ves un salero, cruzá de vereda. La sal te hace reventar el corazón como si le dieras una patada a un sapo contra un zócalo. La sal es la muerte misma.
Ahora te recuerdan que los hidratos de carbono son la peste. Olvidate de comer una medialuna a la mañana, no entres nunca más a una pizzería en tu vida, no, descendiente de italianos las pelotas, no insistas. Y nada de gaseosas, que se te pudre el alma, probá dejar un clavo oxidado en un vaso lleno de Coca Cola durante una noche, y a la mañana siguiente fijate qué pasa. Y nunca más alcohol. El alcohol fija las grasas, pule las neuronas, empasta la poronga. Podés tomar un vaso de vino en tu cumpleaños de cuarenta, dos vasos de vino en tu cumpleaños de ochenta, tres vasos de vino en tu cumpleaños de ciento veinte, y así.
Está todo muy claro, antes nadie sabía todo lo que hacía mal. ¿El cigarrillo? ¡Ja! Un cigarrillo y tu vida vale menos que la de una araña. Ahora la información circula, podés buscar los efectos de unas papas a la provenzal por internet. Se avanzó mucho, está todo investigado.
Lo que no se sabe es cómo hacer para que la gente esté contenta. Para que la gente vuelva a tener ganas de coger, de caminar bajo la lluvia, o de reírse. Para eso todavía no encontraron nada.

10 Comments:

At 9:51 a. m., Blogger Alelí said...

hace poco vi una peli italiana, uno de los personajes le pide a un médico algún medicamento para curar la tristeza, la respuesta fue: "Sr. probó con darse un baño en el mar?"

donde estoy nadar en el mar es medio difícil, por la temperatura, pero me busqué una casa en el bosque y con vista al mar. No te digo que es felicidad pero se parece bastante.

:)

beso

 
At 10:05 a. m., Blogger Salomé said...

tal cual, coincido 100%.

 
At 10:50 a. m., Blogger J. Hundred said...

*alelí! aprovecho su comentario para proponerle matrimonio. casémonos, tengamos hijos, vayamos a vivir a tierra del fuego, fabriquemos mermeladas artesanales, o tengamos ganado caprino. vamos a dormir abrazados, desayunemos café negro con tostadas, tomemos vino por las noches, seamos felices.
qué? que llego unos quince años tarde? que igual usted no me hubiera elegido jamás? que soy un monstruo, un repugnante ser? que además de feo soy poco inteligente, no tengo prácticamente sentido del humor, y escribo mal? que me retire? pero alelí, por favor, reflexione, recapacite. bueno, está bien, pero aunque sea escuche esto conmigo. le mando un beso en la frente.
http://www.youtube.com/watch?v=5hubx89hVBc

*salomé! salomé vieja y peluda! (no, no quise decir eso. o no en el sentido que usted lo está interpretando). la saludo.

 
At 11:24 a. m., Blogger Alelí said...

su comentario se parece a ésto

https://www.youtube.com/watch?v=rwBoKB9XFCU

no conocía la que ud. me ofreció, me sentí muy identificada, gracias!

 
At 12:45 a. m., Blogger Mr. Kint said...

Ahora se genera en dos días la misma cantidad de información que generó la humanidad desde sus comienzos hasta el año 2003. En sitios como este http://www.worldometers.info/ o este http://www.internetlivestats.com/ usted puede ver en tiempo real números que no le van a servir para un carajo.
Es que demasiada información puede colapsar el sistema. O hacerte perder el foco. Ahora hay que afligirse porque un buque japonés aniquila una ballena en el Mar de Ceram a unos veinticinco mil kilómetros de mi cuadra y eso no deja lugar para acariciar un rato al perro, ni saludar a mi vecino, ni sonreír, ni entregarse en ninguna de esas frivolidades.


Genial, Juan, genial. Un abrazo
Mr Kint

Ah. Sin ánimo de competir con la señorita Alelí (lejos están mis intenciones), y en sintonía con lo del filme italiano, le recomiendo que vea "La gran belleza". Estimo que un tipo con su sensibilidad la va a saber apreciar.

 
At 8:04 a. m., Blogger J. Hundred said...

*alelí! temo que usted me esté diciendo algo como:
http://www.youtube.com/watch?v=Qk_zLWo0iU4

(esto de hablar con canciones puede ser un rasgo de genialidad absoluta, o quizás juegan a lo mismo los chicos en el cottolengo don orione). la abrazo, disfruto su efímera cercanía.

*mr. kint! exacto. mientras twitteás que fuiste a comprar un pollo a pollo trak, y le sacás una foto y la subís a tu facebook, y te filmás cortando el pollo o cuando se te cae una papa al piso y hacés un video y lo colgás de youtube, bueno. te creés protagonista de algo, de tu propia misérrima vida. cómo explicar lo que te está sucediendo, sos un anodino ser, y encima vas dejando toda esa ‘caquita informativa’ en el aire (como los peces en una pecera, aire por agua, idéntico resultado). aporto un ejemplo, apenas un ejemplo. el otro día me vino a ver una prima que se divorció. me mostraba, encantada, una aplicación del teléfono celular donde va poniendo las características del hombre que desea conocer, recibe mensajitos, votos, ella vota también, suben fotos, hay estadísticas, ránkings, se prometen cosas, no sé. corazón, andá y hacele una paja a un vecino en el ascensor, vas a ver cómo la vida se te vuelve un cachito más entretenida. la gente que abraza lo virtual, no advierte que, al hacerlo, ha claudicado en lo real. lo virtual se come lo real, tan sencillo como eso.
y exacto otra vez! vi la película. la carita te tony servillo sólo compite con la carita de bill murray en ‘perdidos en tokio’, y con algunos pasajes de houellebecq, en los primeros dos libros (ampliación del campo de batalla, las partículas elementales). descubrir que si te sale todo más o menos bien, lo cual sería un milagro por cierto, vas a estar tan pero tan hinchado las pelotas (en una hamaca paraguaya, en tu derpa frente al coliseo!). y que si te sale todo más o menos mal, bueno, no te va a dar la capocha ni para pensarlo, te podés anotar en el banderazo para que riquelme siga jugando. lo abrazo con desconocido entusiasmo.

 
At 9:22 a. m., Blogger Alelí said...

no encuentro la polaridad entre genialidad y cotolengo.

suponiendo que hay alguna, me quedo con la segunda.

me gustó la canción, no la conocía.

adío!

 
At 9:28 a. m., Blogger Alelí said...

P:D: le dejo un link que grafica eo profundo debate con Mr. K:

http://www.lanacion.com.ar/1685939-murio-cuando-manejaba-mientras-subia-fotos-y-comentarios-a-facebook

 
At 11:38 p. m., Anonymous Gabriel said...

El único problema de la sal, es que tiene poco marketing.

 
At 10:58 a. m., Blogger Viejex said...

Me quedé pensando en el final de su escrito "Lo que no se sabe es cómo hacer para que la gente esté contenta. Para que la gente vuelva a tener ganas de coger, de caminar bajo la lluvia, o de reírse. Para eso todavía no encontraron nada." y en el dato que paso Kint sobre la información que genera la humanidad. Quizás alguien en algún lado haya encontrado algo y se haya perdido nuevamente en esa montaña de basura informativa.

O peor aún, puede ser que ese puto no lo haya tuiteado todavía.

 

Publicar un comentario

<< Home