10.3.11

Ah, la mente

La mente. Ah, la mente es un artilugio de lo más complicado. El software del cerebro, la ensalada waldorf que nos mantiene andando. Mecanismo complejo si los hay, y delicado.
Te doy un ejemplo, para que veas. La hago cortita, la resumo, para que no te aburras, porque estábamos con otro tema.
Ah, sí, el ejemplo, el ejemplo.
Hay un estado, en los Estados Unidos, justamente, donde está permitida la pena de muerte. Debe ser Texas, seguro, por que es ahí donde está lleno de pelotudos que andan con un rifle en el auto y botas de cowboys, y sombreros, claro. Aunque no viene al caso, pero debe ser Texas.
Había un condenado a muerte, por robo, por violación, por varios asesinatos.
Pero aunque el condenado a muerte era una basura infecta, una alimaña de pantano, siempre hay alguien que se opone, a la pena de muerte. Por que es de una infinita truculencia, por que es la Ley del Talión, por que no arregla nada.
Y aparece un doctor, un neurólogo, también psiquiatra, y dice que va a hacer un experimento, Un experimento con el condenado a muerte. Para que la condena, la ejecución, sea igual de efectiva, pero menos cruenta. Cómo ejecutar al condenado siempre fue el tema que más raspa cuando se discute la cuestión, por que al presenciar una ejecución, se descubre que la sociedad se come al caníbal, que no hay manera, que está todo para el carajo.
Y no va que lo dejan hacer el experimento, al médico, con el condenado a muerte. Total, era un condenado a muerte, por lo menos que sirviera para algo. Una tan retorcida como lúcida línea de razonamiento.
El doctor hace lo siguiente. En lugar de la horca, o de la cámara de gas, o de electricidad. El doctor hace otra cosa.
Lo atan, al condenado a muerte, le vendan los ojos. Y le hacen un corte en la muñeca, eso es lo que se le explica al condenado. Que le van a hacer un corte en la muñeca, un corte de quirúrgica exactitud, para que se desangre, para que muera desangrado. La gran Séneca, si le querés poner un nombre.
Entonces le hacen el corte, te decía, pará, ¿querés tomar algo? Le hacen el corte, pero en realidad, lo que le hacen es un cortecito de morondanga, nada importante. Le hacen un corte en la muñeca derecha, un corte de la más absoluta irrelevancia.
Y ahora viene lo más interesante. Le ponen sonido, de goteo, sobre metal, como si lo que estuviera goteando fuera su propia sangre, la sangre del condenado, la sangre del condenado a muerte.
Eso es todo. Un goteo, gota y gota, plif plif, gruesos goterones de sangre sobre una metálica superficie, por que al tipo lo habían sentado sobre una especie de bañera con ese piso de metal, como de aluminio. Transcurridos un par de minutos el goteo se va atenuando, el goteo languidece hasta que, finalmente, se detiene. Para.
Así está el tema, cuando el goteo para, cuando el amplificado sonido del goteo para, el condenado se muere, de un paro cardíaco. Le habían hecho un cortecito de mierda, algo ínfimo, pero el tipo escuchó gotear y gotear su sangre, y le habían explicado cómo iban a matarlo. Ahí está su mente, en una habitación cerrada, a oscuras, su mente escuchando el goteo que es su propia muerte, tres minutos, o cinco. Cuando para el goteo, el hombre, su mente, sabe que se ha desangrado. Y se muere.
Ahora, con respecto a lo que nos acaba de suceder, bueno, sí, no es tan solo la mente. Te acabé adentro, como un dromedario, no pude contenerme. Yo también estoy preocupado.

12 Comments:

At 9:05 a. m., Blogger Alelí said...

jJjAJAJJAJA
AJAJAJAJA
AJAJJAJAJA

lo de la mente es impecable!

además creo que todos tenemos un dromedario dentro!

 
At 10:21 a. m., Blogger Sandra Montelpare said...

juazzzzz con ese cierre sutil sutil, es que estabamos en otro tema ppppppffffffff sabe manejar muy bien las ironías, Sr. Hundred

 
At 2:35 p. m., Blogger Yoni Bigud said...

Brillante remate, altísimo vuelo.

Los que tenemos una mente que transita a ciegas, oyendo el goteo, paranoica, temerosa, una mente que no sabe interpretar las señales de su cuerpo... la ponemos con la luz prendida.

Un saludo.

 
At 3:36 p. m., Blogger Jorge said...

A gotas se agota uno...y se hace otro...
Atte/

 
At 8:57 p. m., Blogger Jueves said...

Sublime, señor Hundred. Uno de los mejores del año; aplaudiría de pie pero me sentiria un poco pelotuda,hay gente alrededor viéndome.
No me gusta sonar chupamedias, pero este es el típico relato con el que me encantaría encontrarme en un libro de cuentos.

 
At 8:51 a. m., Blogger Dany said...

Como dice Yoni nunca con los ojos vendados ( por las dudas). Muy buen relato con remate excelente. Queres tomar algo?

 
At 6:51 p. m., Blogger J. Hundred said...

*alelí! es bueno para mí imaginarla reír, lo que no sé si es tan bueno es imaginarla con el dromedario adentro.

*sandra montelpare! sí, usted y yo sabemos perfectamente que soy un sujeto genial. lo que no sabemos, lo que no alcanzamos a comprender, es por qué no se da cuenta absolutamente nadie más.

*yoni bigud! como dijo el poeta, filósofo y amigo, Pedro Pablo Latagui: lo importante es ponerla, lo demás lo vamos viendo. 1saludo.

*jorge! que nos vaya bien a todos.

*jueves! no debiera usted tenerle miedo al ridículo. ah, perdón, no sé si me presenté. soy el ridículo.

*dany! jamás pensé que me vería en la curiosa situación de tener que responder a un comentario, parafraseando a la mismísima coca sarli: qué pretende usted de mí.

 
At 9:06 p. m., Blogger Jueves said...

Qué tal, señor Rídiculo? Mucho gusto. No es tan alto como imaginaba...

 
At 12:12 a. m., Blogger Brynhild said...

Que nos vaya bien a todos, jandred.

 
At 10:55 p. m., Anonymous Anónimo said...

Pero... Ud. no escuchó hablar de la pastilla del día después? Eso de quedarse preocupado es muy noventoso, recuerdos menemistas, esas cosas...

 
At 12:20 a. m., Blogger Mr. Verbal Kint said...

"aah, los insondables enigmas de la mente" me dijo una vez un tipo, mezcla yogui vernáculo y Tusam, al tiempo que encendía un tubo fluorescente con la japi.
Este texto suyo me pareció brillante, y parafraseando al pensador francés le recuerdo que "la otra cabeza tiene razones que la propia mente no alcanza a entender".
Lo felicito, muy bueno.
Saludos

 
At 8:08 a. m., Blogger J. Hundred said...

*jueves! como dijo el venerable ciego: Dios es más generoso que los hombres y los medirá con otra medida.

*

*

*mr. verbal kint! el viejo y querido tu sam, ya que usted lo menciona, solía decir, entre tantas cosas que solía decir durante sus espectáculos, algo más o menos así: las personas se hipnotizan, los animales se fascinan. aquella frase tenía para mí oculto significado y huidiza aplicabilidad. le confieso jamás pensé que descubriría, bueno, que se aplica quizás aquí, justo aquí, con la voluntariosa monada. con respecto al fragmento, a la inaudita genialidad del mismo, así como a su (la suya) generosa felicitación, yo no sé qué me pasa, no hago otra cosa que mejorar. un saludo para usted.

 

Publicar un comentario

<< Home