4.8.07

Diferentes venenos

En el programa de televisión, hay un hombre con unos bigotes tipo manubrio, y un simpático sombrero. Al parecer, el hombre ostenta el curioso cargo de ser experto en víboras. El hombre se dedica a meterse en la selva y perseguir serpientes. Las encuentra, no sé cómo pero las encuentra. Las obliga a salir a la luz, a dar la cara. Las golpea con una rama, pero con cariño. Les habla. Las agarra con una mano. Explica los hábitos de cada tipo de serpiente. Habla sobre los diferentes venenos. Agarra los bichos de la cola, obligándolos a mirar a la cámara.
Y descubro que me he incorporado en la cama, y estoy deseando que una víbora pique al sujeto, que muestre su cuota extra de velocidad y lo muerda, que le deje una mano del color azul de metileno, que le arranque una pantorrilla de un mordisco.
Descubro que estoy deseando que eso suceda con una intensidad que yo creía olvidada, o más aún, desconocida.

2 Comments:

At 8:31 p. m., Anonymous Cecilia said...

somos dos, yo pensé lo mismo, ahora cómo se explique semejante sarandeo y que la serpiente se la banque? o estaría viendo Plaza Sésamo?

 
At 8:09 a. m., Blogger J. Hundred said...

*cecilia! entre usted y yo, creo que la serpiente se deja. la serpiente mira al pibe y piensa ‘si lo muerdo, si le dejo cada uno de los dedos de esa mano como una morcilla vasca, este pobre cristo va a tener que trabajar de repositor en un supermercado, y con la mano así le va a costar una bocha acomodar las latas de arvejas’. así que la serpiente, mitad resignada, mitad piadosa, mira a la cámara y silba el tema que le pidan.

 

Publicar un comentario

<< Home