16.6.07

Feliz, feliz en tu día

Al cumplir años se toma conciencia que la muerte, de manera infinitesimal o a paso de golfista, se aproxima. Se alcanza a comprender, sumergido en un aceitoso estupor, que aquello que alguna vez fue futuro potencial y promisorio ha mutado en pasado remoto ante los propios ojos, de manera inadvertida. Se entiende la existencia de lo que podríamos denominar la finitud, la decadencia, la caída.
Si logra uno sobreponerse al inconcebible peso de estas piedras argumentales, también se puede observar que uno casi no ha recibido salutaciones ni regalos. A lo sumo, alguna chuchería.
Se advierte entonces una curiosa duplicidad: la gente que conozco podría, sin excesivas complicaciones, prescindir de mi existencia; y encima están en la lona.
Una macana, che.

2 Comments:

At 1:51 p. m., Blogger Bugman said...

Tengo miedo de preguntarle si el aniversario de su natalicio es el 16 de junio de todos los años.

 
At 7:39 a. m., Blogger J. Hundred said...

*bugman! yo no me atrevería a cumplir años el mismo día que usted. pero la multitud que se agolpa de este lado del monitor, lo saluda respetuosamente, le desean lo mejor, lo llevan en volandas, lo palmean, chillan de algarabía. y mientras tanto, claro está, le afanan todo aquello que pueda resultar de valor.

 

Publicar un comentario

<< Home