17.5.06

Módico homenaje a los Guns & Roses

Compro un ramo de flores. Rosas. Rojas. Y camino una buena media hora por el microcentro de la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina.
Soy observado, con mayor inquietud y resquemor que si caminara con una ametralladora.
No sé si se entiende lo que quiero decir.

2 Comments:

At 7:44 a. m., Blogger stel said...

andar con rosas por el mundo suele implicar ser objeto de miradas múltiples (la curiosidad y la envidia se mezclan fácilmente)...quizás será porque no estamos acostumbrados a ver cosas bonitas a menudo, no se.
besines y feliz fin de semana,

 
At 6:04 a. m., Blogger J. Hundred said...

la curiosidad y la envida se mezclan fácilmente. y yo sé, que usted sabe, que yo sé.
le mando un abrazo lejano, a 15.000 kilómetros de distancia, casi inofensivo.
y le deseo suerte.

 

Publicar un comentario

<< Home