3.5.06

Arte de magia, o una clase de magia, o magia

Los turistas, en su amplia mayoría, suelen mostrarse, por decirlo de alguna forma, en un estado de ánimo ‘expansivo’. Se los oye gritar, se los oye reír. Usan gorros, usan prendas de vestir multicolores. Todo parece generar en ellos una sorpresa grata, una sana alegría.
Una vez devueltos a su lugar de origen, todas y cada una de las cualidades mencionadas desaparecen de inmediato, casi como por arte de magia.
El sujeto en cuestión vuelve a ser lo que es, recupera su acostumbrado, y porqué no anodino, gris.
‘Quedan las fotos’, dirá cualquiera de ellos, ‘quedan las fotos que prueban lo que vi, lo que hice’.
‘Quedan las fotos’, digo yo también. Y no diré nada más.

3 Comments:

At 10:13 p. m., Blogger Bugman said...

Pues a mí me parece sospechosa tanta alegría. Se me ocurre que los turistas deben de alguna manera justificar el dinero que han gastado en la travesía mostrándoles a todos lo bien que la están pasando. "Miren, miren, no me estafaron, el hotel no es horrible, las excursiones no son aburridas, los guías no son ignorantes, mis compañeros de excursión no son insoportables, soy inmensamente feliz y para nada me arrepiento de estar gastando 300 dólares por día!".
Además esto se ve solamente cuando los turistas van en grupos. La gente que viaja sola visitando otros países suele ser más bien circunspecta, discreta, trata de absorber y palpar las cosas que un turista multitudinario desprecia. Usted verá a un turista solitario tomando el subte en Plaza Italia. Lo verá y no lo reconocerá. Los otros, los de colores, viajan en enormes autobuses, y gritan de excitación cuando pasan el Riachuelo.

 
At 5:32 a. m., Blogger stel said...

diría que por una vez desde hace mucho fuí turista. A principios de mayo me marché a Madrid (soy de Barcelona) y nada más llegar con la maleta un ladrón se quedó con mi cartera, con lo que tube que poner la denuncia pertinente. La cosa está en que me lo tomé "con filosofía", por decirlo de algún modo, así que me hizo gracia verme en una comisaria con dos abuelitos americanos (quienes estaban sin maletas..), mi amigo y yo. Si esto me pasa en casa, me hubiera hecho de todo menos gracia!! pero incluso me reí, y las vacaciones me las tubo que financiar mi amigo...
en fin, que como bién dice, mi mala leche apareció al volver a casa y tener que renovar papeles para no ser "una indocumentada más"!
besos,

 
At 9:57 a. m., Blogger J. Hundred said...

1) cita histórica: 'perón cumple, bugman dignifica'.
denme 300 dólares por día, y yo les haré un tour que guardarán en su corazón, o en sus cercanías. palabra de Hundred.
con respecto a los autobuses y a la excitación grupal, el otro día me hallaba yo en un café (cuyo nombre no puedo citar) y comenzaron a ingresar turistas japoneses, que reían, portaban gorras tipo 'piluso' a cuadros, y utilizaban cámaras digitales de 9.500 dólares para fotografiar un sobrecito de azucar.
por un momento me sentí impelido a ponerme de pie, bajarme los pantalones, luego los calzoncillos, luego, ejem, intentar desplegar la gallinita, y gritar a voz en cuello 'porqué no me sacan una cuatro por cuatro en repelotas, hermanos del lejano oriente!'.
pero no lo hice. aunque, como dicen, ponerlo en palabras es darle vida.
2) stel, angelito, ya quisiera yo ser robado en madriz. los robos en buenos aires tienen mucho menos glamour, créame. ahora, yo no he podido tomarme ninguna cosa 'con filosofìa', ni cuando creí que había que ser estudiante de filosofía.

 

Publicar un comentario

<< Home